10 consejos para que tu diabetes sobreviva a las comidas familiares

Todos sabemos lo difíciles que son las fiestas para nuestra salud, sobre todo si incluyen comidas familiares caracterizadas por los excesos, como es el caso de las Navidades o las Pascuas, que heredan tradiciones muy dulces de la Cuaresma. A menudo, este factor social hace que nos ‘despistemos‘ un poco y tomemos más dulces de la cuenta. El Lunes de Pascua es especialmente catastrófico, ya que compartimos con nuestra familia copiosas meriendas llenas de pasteles y chocolate que pueden pasar factura a nuestros niveles de azúcar.

674px-DessertsComo sabemos que a vosotros también os gusta disfrutar de vuestra familia, pero nos preocupamos por vuestra salud, hoy os vamos a dar algunos consejos para que vuestra diabetes sobreviva a ésta u otras comidas familiares y vuestro nivel de azúcar no acabe por las nubes.

1. No abuses de los hidratos de carbono. Es mejor que los tomes por la mañana, ya que te darán energía para todo el día, así que si pretendes tomarte un trocito de bizcocho sin azúcar, el mejor momento es el desayuno.

2. El chocolate es el rey del día. Intenta que sea siempre sin azúcar o del amargo, que tiene menos. Si algún familiar va a hacer algún postre o dulce, puedes pedirle que lo haga con chocolate sin azúcar, seguro que no le importa y le hace ilusión ayudarte.

3. Toma la iniciativa. ¡Claro! ¿Por qué no llevas tú algún dulce? Aquí te hemos enseñado ya algunos dulces sin azúcar, ideales para diabéticos, que puedes hacer tú, como por ejemplo estas deliciosas cookies de chocolate, que además de estar riquísimas son sin azúcar.

4. Evita los bizcochos y tartas con mucha harina. Puedes sustituirlos por pasteles donde el ingrediente principal sea la leche o el queso, como por ejemplo este tiramisú casero sin azúcar.

5. Hidrátate bien. Bebe agua abundantemente, zumos y otros refrescos light o sin azúcar. Aquí te enseñamos cuáles son las mejores bebidas para diabéticos. También puedes sorprender a todos con algún batido de tu propia cosecha (tu cocina, vaya).

6. La fruta es tu aliada. Dulce y fresquita, sacia tus ganas de azúcar sin poner sus niveles por las nubes. Nosotros somos fans de la fruta, y ya te hemos enseñado sus beneficios en varias ocasiones, como aquí y aquí.

7. Algo de azúcar caerá, con lo que es importante que lo tengas en cuenta el día antes y los días siguientes, en los que te va a tocar hacer bondad.

8. No te apoltrones todo el día en el sofá. El azúcar te subirá más rápidamente si estás mucho rato quieto, intenta moverte de vez en cuando, caminar unos pasos, jugar con los niños, etc.

9. Asegúrate de que tu familia entiende tu diabetes para que no te presionen para comer dulces (esto suele pasar cuando alguien hace por ejemplo un pastel, que se lo ofrece a todo el mundo). No hace falta tomárselo como algo horrible, simplemente tenerlo en cuenta.

10. Disfruta de tu familia. Pásatelo bien, diviértete, relájate y disfruta de un alegre rato con los tuyos. Al final, la compañía es lo más importante. 😉

 

Si quieres alguna idea, puedes consultar nuestras recetas especiales para Navidad, ¡seguro que te encantan!

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *