Los bocaditos de limón o lemon bars sin azúcar que os voy a enseñar a preparar hoy, os van a salvar en más de una ocasión. ¿No te lo crees? Sigue leyendo… 😉

Los ingleses no son conocidos por hacer unos postres magníficos, de hecho, si piensas en postres ingleses, no te vendrán muchos a la cabeza que digamos. Quitando los típicos scones (panecillos para el té), algo bastante famoso que tienen es el lemon curd, una crema de limón que podría ser ligera de no ser por la cantidad de azúcar que le meten. El caso es que, de sabor parecido al lemon curd, tenemos los lemon bars, que son unos cuadraditos de limón que están súper ricos.

Hoy vamos a ver, precisamente, cómo preparar estos bocaditos de limón o lemon bars sin azúcar, en una versión más ligera que la original, para que todos podamos disfrutar de ellos sin preocuparnos mucho 😉

Y os decía antes que es una receta que os iba a salvar en más de una ocasión… Pues sí, porque resulta que son muy muy fáciles de hacer, y rápidos de preparar. En media hora como mucho, los tienes reposando en la nevera, y con la cocina limpia. Se ensucia muy poco, y son ideales para servir con el café, como postre, para llevar a alguna comida… Como salen muchos, son ideales para comer con unas cuantas personas. Yo he aprovechado que hoy íbamos a comer con mis tíos, y como a mi tía le gustan mucho los postres con limón, he decidido hacer estos lemon bars.

Además, si los ponéis en un molde de estos de aluminio serán fáciles de transportar, mantiene el frío durante el trayecto, no se romperán ni nada… vaya, que es la opción ideal si los queréis llevar a alguna parte. Ah, el azúcar que he usado para decorar es nuestro azúcar glass sin azúcar, es opcional pero queda bonito.

Y nada, os dejo ya con la receta 🙂

Información Nutricional

Cada lemon bar sin azúcar de 35gr contiene:

  • 46,4 kcal
  • 3,93gr HC

INSTRUCCIONES

Primero haremos la base de galleta. Para ello, trituramos todas las galletas hasta que quede un polvo fino. Yo lo hago metiéndolas en una bolsa de congelados y pasando el rodillo por encima.

En un bol, mezclamos el polvo de galleta con la mantequilla fundida, hasta que quede una pasta. Cogemos esta pasta y cubrimos el fondo del molde, aplastando con los dedos o una lengua de gato, para que quede liso. Reservamos en la nevera.

lemon bars sin azucar - 1

Ponemos la leche en un cazo a fuego medio. Agregamos las yemas, la stevia y el zumo de limón, y mezclamos bien. Cuando esté todo bien integrado, subimos un poquito el fuego, lo justo para que en unos minutitos llegue a ebullición. Justo cuando empiece a hervir, ponemos la gelatina y removemos bien para que se integre y disuelva. Bajamos el fuego y seguimos removiendo un par de minutos. Si quieres que queden bien amarillos, como los míos, añade unas gotitas de colorante amarillo (sino, quedarán de color crema). También puedes añadir un poco de ralladura de limón si quieres un sabor más intenso.

Vertemos la mezcla con cuidado sobre la base de galleta, que se habrá endurecido un pelín del frío (así no se desmontará al verter la mezcla de limón). Guardamos en la nevera durante unas 3 horas, para que se solidifique la gelatina.

lemon bars sin azucar - 2

Cortamos en cuadraditos (yo he hecho 6x4, generosos), decoramos con azúcar glass sin azúcar, ¡y listo!

lemon bars bocaditos de limon sin azucar_opt

INGREDIENTES