¡Hola a todos!

De los creadores de la leche frita sin freír, hoy llega… el azúcar glass sin azúcar. ¿En serio? ¡Sí, en serio! He probado mil cosas hasta que al final he conseguido un resultado aceptable para que podamos disfrutar de un azúcar glass sin azúcar apto para diabéticos.

Siendo del todo sincera, es verdad que no tiene el mismo sabor que el azúcar glass normal (o azúcar glacé, azúcar impalpable, powdered sugar… como queráis), pero la textura es exactamente igual y está rico. Además, como el azúcar glass es algo que no nos comemos a puñados, sino que se usa en pequeñas cantidades, para decorar sobre todo, pues esta receta nos viene de perlas. Veréis que nos va a sacar del apuro en más de una ocasión, y además es muy fácil de preparar.

Además, también lo podéis usar como base de otras cosas que lleven azúcar glass, como por ejemplo un glaseado para pasteles (mezclando este “azúcar” con agua).

Y en nada tenemos azúcar glass sin azúcar apto para diabéticos, para decorar lo que queramos con él o incluso hacer glaseados mezclándolo con un poco de agua.

Espero que os guste, ¡nos vemos en la próxima receta!

INSTRUCCIONES

Ponemos la stevia en la picadora, y la picamos hasta que quede muy muy fina. Ojo al abrir la picadora, porque saldrá un humo blanco de la stevia picada, ¡cierra la boca o prepárate para toser! ;)

En un bol, mezclamos bien la leche en polvo y la stevia.

Una vez mezclado todo, lo tamizamos tres veces para que quede bien fino. Sí, tres veces, cuesta bien poco y queda mejor.

azúcar glass sin azúcar- 1

Lo colocamos en un bote de cristal con cierre hermético para que se conserve mejor, ¡y listo para usar!

azúcar glass sin azúcar- 2

INGREDIENTES