¡Hola a todos!

¿Os gusta la leche condensada? Seguro que a más de uno sí, pero nos da apuro comerla por las grasas y el azúcar. ¿Y si os dijera que he conseguido hacer leche condensada sin azúcar y baja en grasas? ¡Sí, sí, totalmente cierto! Cuando consigo que estas cosas me queden bien, me pongo muy contenta 🙂

La verdad es que la leche condensada sirve para un montón de cosas: para hacer bizcochos, gelatinas y pudings, tomar con el café… a Alex por ejemplo le gusta mucho echarse un chorrito de leche condensada en el café.

Esta versión de leche condensada sin azúcar es apta para diabéticos y baja en grasas, con menos calorías que la normal (que tiene “la leche” de calorías)

Si la quieres conservar, lo mejor es que la guardes en un bote hermético bien cerrado, y a la nevera.

Espero que os haya gustado esta receta, ¡compartidla con vuestros amigos! 🙂

Información Nutricional

Por cada ración de 50gr hay:

  • 16,5 kcal
  • 2,75 HC

INSTRUCCIONES

Ponemos en un cazo a fuego medio la leche, añadimos la leche en polvo y la stevia. Removemos constantemente y en el mismo sentido. Si paras de remover, la leche se pegará al fondo, se hará una capa quemada y estropeará el sabor de toda la leche. Así que ya sabes, sin prisa pero sin pausa ;)

Cuando esté caliente la mezcla, añadimos una pizca de agar agar o gelatina neutra. Es muy poca cantidad, como quien echa una pizca de sal a un bizcocho, lo justo para que coja un poco de consistencia.

Seguimos removiendo hasta que espese y tome la textura deseada, similar a una crema. En total, yo me he estado 45min con el fuego medio-bajo, sin dejar de remover (reconozco que cuando me cansaba le pedía relevo a alex). Lo importante es que lo hagas con cariño y sin prisa, ya verás cómo se nota cuándo está lista. Si ves que empieza a hervir, baja el fuego inmediatamente, sino se creará una espuma que luego hay que quitar, mejor que no salga.

leche condensada sin azúcar- 1

Dejamos enfriar, servimos o usamos donde queramos, ¡y listo!

INGREDIENTES