Cuando estamos en pleno verano como ahora, ¡nada como un vaso de horchata fresquita! Por eso, hoy vamos a ver cómo preparar una riquísima horchata sin azúcar en casa, una receta facilísima 😉

La horchata es una bebida vegetal que se hace a base de chufas y agua, típica de la Comunidad Valenciana, y que es la reina del verano por su alto poder refrescante. Como no lleva ni lactosa ni gluten, es apta para intolerantes a la lactosa y celíacos, además de para diabéticos. En su receta original, la horchata lleva una cantidad enorme de azúcar, pero hoy vamos a ver como siempre una opción más saludable, una horchata sin azúcar. De hecho, si compráis chufas buenas ya será bastante dulce de por sí, y como no tiene ni fructosa ni ningún otro azúcar, es perfecta para nuestra diabetes, sobre todo si la consumimos por la mañana o la tarde, por los hidratos de carbono que tiene.

Llevaba ya desde que empezó el verano queriendo hacer horchata casera, que me lo pidió nuestro lector Juan Carlos como reto, y entre que yo me pico fácilmente y que el calor que está haciendo es inhumano, me apetecía mucho probar. El caso es que nada, no encontraba el momento de ir a comprar chufas de las buenas, pero hace un par de días, dando una vuelta por mi (dentro de poco) nuevo barrio, vi una tiendecita pequeña de productos ecológicos, cositas naturales y demás, y me dio por entrar. ¡Bingo! Compré las chufas y me fui más contenta que unas castañuelas a casa a hacer la horchata 🙂

La horchata es baja en sodio, así que si tenéis problemas de hipertensión, que a veces pueden venir de la mano con el colesterol y la diabetes, la podéis consumir sin problemas, y lo mismo para niños o embarazadas. ¡Es una bebida para toda la familia! Además, es una bebida saludable porque las grasas que tiene son del tipo “bueno” (monoinsaturadas), y el ácido oleico ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos. Es una opción buenísima para acompañar el desayuno porque es energizante, y si sois como yo que por la mañana me sienta mal la leche pues ya tenéis una buena alternativa 😉

Veréis que hacer una horchata casera rica es muy fácil, solo hay que tener paciencia y el resto viene rodado. Hay quien le pone un poquito de canela, en casa nos gusta natural así que yo no se la pongo, pero os lo digo por si os sirve la idea y os apetece probar.

Aquí os dejo la receta de horchata casera sin azúcar en vídeo para que veáis mejor cómo la hago, y más abajo tenéis la receta como siempre 🙂

Información Nutricional

Cada vaso de 250ml de horchata casera sin azúcar contiene:

  • 123,5 kcal
  • 8,63 gr HC

INSTRUCCIONES

Lo primero es hidratar las chufas. Las pondremos en un bol con agua, que las cubra, y taparemos con un paño de cocina. Si ves que alguna chufa flota, retírala (está mala). Deberías tenerlas entre 24-48h en remojo, cambiando el agua de vez en cuando para eliminar las impurezas que van soltando las chufas.

Una vez bien remojadas, las metemos en la batidora o thermomix junto con un poco del agua fría que tenemos, y las trituramos bien hasta conseguir una pasta. Al final, agregamos el resto del agua y mezclamos bien.

Para conseguir la horchata propiamente dicha, necesitamos pasar esta pasta por un colador/chino/tamiz, presionando con una espátula para ir sacando el jugo sobre un recipiente grande.

Como es posible que hayan pasado trocitos de chufa o impurezas, colaremos la horchata dos o tres veces para que quede bien fina y sin grumitos, solo líquido.

La guardamos en una botella ayudándonos de un embudo, o la servimos directamente bien fría. El edulcorante se lo pondremos cuando la vayamos a tomar, al gusto, yo le pongo una cucharadita de sucralosa. ¡Y listo!

horchata sin azucar - cenital

INGREDIENTES