¡Hola a todos!

Hoy nuestra amiga y seguidora Lorena Maestromey nos ha enviado una riquísima receta: mermelada de higos sin azúcar, apta para diabéticos y para celíacos (¡y para todo el mundo!).

Las mermeladas nos encantan porque son muy fáciles de preparar y sientan genial con el desayuno, con unas tostadas integrales por ejemplo. Los higos son unas frutas riquísimas con muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo: ayudan a estabilizar la presión sanguínea, reducen los niveles de colesterol y previenen el insomnio. Es verdad que son frutas con bastante azúcar natural, pero esta fructosa tiene la facilidad de ser absorbida rápidamente por nuestro organismo, con lo que no suben los niveles de glucosa. De todas formas, como os digo siempre, con moderación y mejor para el desayuno 😉

Lorena nos ha pasado la receta a través de nuestra página de Facebook, y la verdad es que tiene muy buena pinta! 🙂

Acordaos de conservar esta mermelada de higos sin azúcar en la nevera, ¿eh? 😉 Os durará perfectamente unas dos semanas, incluso un poquito más, y también podéis congelarla para que aguante más tiempo.

Y si tú también tienes una receta que quieres compartir con todos, ¡envíanosla! 🙂

Información Nutricional

Cada ración (30gr) tiene:

  • 14,1 kcal
  • 3,36 HC

INSTRUCCIONES

Lavamos y pelamos los higos y los colocamos en un cazo a fuego medio junto con un poco de zumo de limón.

Vamos removiendo poco a poco, manteniendo el fuego medio, añadiendo un poquito de zumo de limón a medida que se vaya consumiendo, las veces que haga falta. Verás cómo los higos se van ablandando poco a poco.

Después de unos 45 minutos, la textura ya será similar a una mermelada. Añadimos la stevia y removemos.

Cuando tenga la textura deseada, retiramos el cazo del fuego, dejamos enfriar y guardamos la mermelada en frascos de cristal con cierre hermético. ¡Listo!

INGREDIENTES