Todos sabemos qué es un Cupcake. Un Cupcake es lo que viene a ser una porción pequeñita de una tarta hecho magdalena. Hoy día todo el mundo habla de ellos y de su infinidad de sabores y formas, salen en películas, las tiendas están llenas, nos gusta decir nombre (capqueic) y estamos deseando cocinarlos para hacerle una foto con nuestro smartphone y subirla a Instagram (yo soy uno).

Pues bien, amantes de Instagram, nuestro perfil en dicha red social agradecerá la receta de hoy, por la infinidad de decoraciones y fotos que le podremos realizar.

Nuestra receta es una nueva tendencia en la elaboración de Cupcakes y se llama Mug Cake. Un Mug Cake tiene una característica que lo hace único, y es su forma de ser servido: Dentro de una taza.

Y como a nuestra receta le sobran las presentaciones, ¡vamos ya con ella!

Os invitamos a cocinar estos Mug cakes y que nos lo expliquéis a través de nuestras redes sociales…

INSTRUCCIONES

Para comenzar, hemos de tamizar la Stevia, la harina y el cacao en polvo y añadirlos al mismo recipiente. Para tamizar la Stevia se puede hacer rápidamente con la batidora.

Una vez están los ingredientes, le añadimos la leche y el aceite en las cantidades indicadas en los ingredientes y lo batimos.

A continuación añadimos el huevo batido con su pizca de sal y volvemos a batir. Recordad una cosa importante, batid hasta conseguir que no quede ni un grumo.

Ahora, cogemos dos tazas de café pequeñitas y dividimos la mezcla de todos los ingredientes entre ellas.

El quinto paso es bien sencillo, introducimos las tazas en el microondas y durante dos minutos a máxima potencia lo cocinamos.

El último paso es el de decorar, lo podemos hacer de múltiples formas, con nata montada, crema, etc. Nosotros le hemos puesto un poco de Stevia tamizada por encima y chocolate de colores. Ya sabéis, os hemos dado una receta que enriquecerá dos cosas... por una parte nuestro paladar mientras que por otro lado enriquecerá nuestro perfil de Instagram.

INGREDIENTES