¡Hola dulces amigos!

Hoy os traigo una receta de esas que sirven para aprovechar restos que tenemos por casa, en este caso nos va a servir para darle salida a algún bizcocho: pop cakes de chocolate sin azúcar. Se trata de coger bizcocho que tengamos por ahí (no tiene por qué ser hecho expresamente), y transformarlo en una especie de piruletas.

Los pop cakes no sólo están riquísimos, sino que están muy de moda porque quedan muy chulos, así que a los amantes de los cupcakes y demás seguro que os encantan.

Las medidas que os voy a dar son muy orientativas, porque dependerá de la cantidad de bizcocho que tengáis: si tenéis más saldrán más bolitas, si tenéis menos pues saldrán menos. De la misma manera, podéis utilizar el bizcocho que queráis (natural, de yogur, limón, chocolate blanco, etc.) y mezclarlo o con crema de chocolate o crema de queso (estilo philadelphia). Yo hoy he usado nuestra riquísima nutella casera sin azúcar.

Vamos a ver cómo se hacen los cake pops sin azúcar, va!

Y por cierto… esta receta es IDEAL para hacerla con niños, por lo fácil que es y lo bien que se lo van a pasar!

Si os gusta la receta compartidla, que seguro que a vuestros amigos también les gusta! Y ya nos diréis cómo os han quedado! 🙂

INSTRUCCIONES

Ponemos el bizcocho en un bol y lo desmenuzamos.

desmenuzar bizcocho- pop cakes de chocolate sin azúcar

Añadimos la crema de chocolate (o de queso, pero la de queso queda mejor con otros bizcochos que no sean de chocolate), hasta que nos vaya quedando una masa más compacta.

Vamos haciendo bolas con la masa, de unos 4-5cm de diámetro (como más os guste).

Con cuidado, clavamos los palitos en el centro de las bolas, sin que pasen de la mitad porque sino atravesaremos las bolas.

Deshacemos el chocolate de cobertura en un vaso con 2 cucharadas soperas de agua en el microondas durante 1-2min, removiendo cada 30s (o dependiendo de las instrucciones de cada chocolate), cubrimos las bolitas con el chocolate, y las ponemos en un vaso con cuidado de que no se toquen.

Echamos los fideos por encima, cubriendo toda la bola (pon un platito debajo o ya verás qué gracia te hace recoger los fideos que caigan...).

Las dejamos un par de horas en la nevera, y listo! Quedan súper bonitos eh? A mí me encantan! Como siempre os digo en estos casos, imaginación al poder! Podéis echar almendras troceadas en lugar de fideos de colores, o fideos de chocolate, o crocanti, hacerlos enteros de chocolate blanco... ¡sorprendednos! :D

INGREDIENTES