¡Hola a todos!

Últimamente me habéis estado pidiendo algunas recetas con café, y por eso hoy os traigo unas trufas de café sin azúcar que os van a encantar.

La verdad es que estas trufas de café sin azúcarse hacen en un momentín y no ensuciaremos casi nada. Eso sí, en el congelador tienen que estar un buen rato. A mí me gustan mucho porque al comerse frías están de vicio, y si ya os las tomáis acompañando a un café… ¡puf!

Quedan súper ricas y son muy fáciles de hacer. Si no os las vais a comer en el momento de prepararlas, os recomiendo guardarlas en el congelador hasta el momento de servirlas, porque cuanto más frías más ricas están. Están literalmente para chuparse los dedos 😛

¡Espero que os gusten! 🙂

Información Nutricional

Cada trufa contiene:

  • 88,8 kcal
  • 6,24 HC

INSTRUCCIONES

Preparamos un cuarto de vaso de café, soluble, de máquina... el que más os guste.

En un cazo a fuego medio, ponemos la nata y derretimos el chocolate, removiendo constantemente para que no se pegue o queme.

Cuando tengamos una crema homogénea, apagamos el fuego, echamos el café y seguimos removiendo hasta que quede todo bien mezclado.

Ponemos la mezcla en un recipiente que podamos tapar herméticamente (yo he usado un tupper de plástico), lo tapamos y lo guardamos en el congelador 3 horas.

trufas de café sin azúcar - 1

Pasado este tiempo, preparamos la cobertura de las trufas. En un recipiente pequeño, ponemos una cucharada de chocolate puro en polvo sin azúcar con una cucharadita de café en polvo, y mezclamos bien con la propia cuchara. Si no os gusta tan amargo (a mí hoy me apetecía así, para dar contraste), podéis usar chocolate endulzado o echar un poco de stevia a la mezcla.

Sacamos la masa del congelador, que estará dura pero manejable, y hacemos bolitas con ella, pasándolas por la mezcla en polvo que acabamos de preparar.

trufas de café sin azúcar - 2

Servimos, ¡y listas!

trufas de café sin azúcar

INGREDIENTES