¡Hola a todos, queridos y dulces lectores!

Hoy os traigo uno de mis postres para diabéticos favoritos: el bizcocho de manzana sin azúcar. Es una opción saludable y rica de disfrutar de un bizcocho sin remordimientos y reduciendo la cantidad de grasas que usamos al hacerlo. Queda riquísimo, ¡ya verás!

Es un bizcocho ideal para el desayuno, porque nos dará energías para toda la mañana sin que tengamos que consumir grasas ni azúcar, pero también lo podemos tomar para merendar, como postre después de una comida, o incluso como base para otros postres sin azúcar.

¿A que tiene buena pinta? Pues al ser integral y de manzana, este bizcocho de manzana sin azúcar es bajo en grasas y apto para diabéticos, además de que, francamente, queda delicioso. De hecho, a mí personalmente es de los bizcochos que he preparado que más me ha gustado, porque con las manzanas trituradas le queda una textura riquísima.

Yo lo he hecho con un molde rectangular, pero también podéis usar uno redondo si os gustan más.

Espero que os guste, y que compartáis la receta con vuestros amigos 🙂

Información Nutricional

Cada ración de 50gr contiene:

  • 121,76 kcal
  • 11,04 HC

INSTRUCCIONES

Encendemos el horno por arriba y abajo a 180º, para que se vaya precalentando mientras preparamos la receta.

Pelamos y cortamos las manzanas en dados pequeños, y los ponemos en un cazo a fuego medio con un poco de agua. Apartaremos unos cuantos (un puñadito pequeño) para ponerlos dentro del bizcocho luego, para que tenga tropezones.

Hervimos las manzanas troceadas hasta que queden bien blanditas. A medida que se vaya evaporando el agua, vamos añadiendo un poco más (a cucharadas), lo justo para que no se peguen las manzanas al cazo ni se quemen. Cuando ya estén reblandecidas, las apartamos del fuego y las pasamos por la batidora hasta que quede una pasta cremosa y sin grumos.

bizcocho de manzana sin azúcar- 1

En un bol, batimos las yemas de los huevos, la stevia y el yogur (guardamos las claras en otro bol para montarlas después).

bizcocho de manzana sin azúcar- 2

Añadimos la harina usando como medidor el vaso del yogur que se ha quedado vacío (3 veces, o lo que es lo mismo, 3 medidas de yogur), meclamos bien, agregamos la levadura, el aceite y una pizca de sal, y volvemos a mezclar. No te preocupes si se te queda la masa pegada a las varillas, es normal y con un par de golpecitos en el borde del bol se cae ;) De todas maneras, siempre puedes usar una lengua de gato para mezclar la masa, pero te costará más que se integren bien los ingredientes.

bizcocho de manzana sin azúcar- 3

Ahora vamos a ir recuperando los ingredientes que hemos ido apartando. Cogemos las manzanas trituradas, y las añadimos a la mezcla con la ayuda de una lengua de gato o similar.

Batimos las claras que nos han sobrado de los huevos a punto de nieve, y las añadimos también con movimientos envolventes, de fuera hacia dentro, para que no se bajen.

Por último, añadimos los trozos de manzana que habíamos reservado al principio, y los repartimos de manera uniforme por toda la masa.

bizcocho de manzana sin azúcar- 4

Engrasamos un molde (yo he usado uno rectangular de silicona) con un poco de mantequilla o el engrasante que tengas más a mano, para que no se pegue la masa, y vertemos la mezcla de bizcocho dentro.

Horneamos a 180º durante aproximadamente 35min, dependiendo del horno. Cuando veas que se dora por arriba, clava un palillo en medio, y si sale limpio es que ya está listo. Con 35min justos, a mí me ha quedado muy esponjoso. Desmoldamos, y mientras aún está caliente lo pincelamos con un almíbar de melocotón (lo puedes preparar calentando en el microondas una cucharadita de mermelada de melocotón/durazno junto con una cucharada de agua durante 1min a máxima potencia). Dejamos enfriar, ¡y listo!

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES