Hoy en “combinaciones espectaculares”, tenemos unos deliciosos bombones de chocolate blanco y pistachos sin azúcar. ¡Te encantarán!

Las navidades pasadas probé la mezcla de chocolate blanco y pistachos en estos arbolitos, y me gustó muchísimo, así que llevaba ya un tiempo con la idea de hacer algo similar en la cabeza.

El resultado ha sido el más sencillo posible. ¿Qué mejor manera de disfrutar de la combinación de chocolate blanco y pistachos, que haciendo algo que solo lleve eso? Pues sí, ¡con bombones!

Veréis que estos bombones de chocolate blanco y pistachos son rematadamente fáciles de hacer. De hecho, pongo las instrucciones casi por poner, no penséis que estoy insultando a vuestra inteligencia ni nada similar 😛

Lo único que he añadido es un pelín de leche para conseguir una textura más cremosa, y ha quedado genial, con los tropezones de pistachos. Quedan súper elegantes y son una opción ideal como regalo, hechos con cariño y muy bonitos.

Ver más recetas de bombones

El molde que he usado tiene las cavidades pequeñitas y me ha dado para 20 bombones, con uno estándar os dará para 15.

Además, he jugado a ser más vanguardista con un truco muy facilito que es el de poner pistachos picados en la base, algo similar a lo que hice con los bombones de frutos rojos, a los que les puse frambuesa liofilizada en la base. Cuesta muy poco y les da un toque muy moderno 🙂

Espero que os gusten, ¡a mí me han encantado!

Información Nutricional

Cada uno de estos bombones de chocolate blanco y pistachos sin azúcar contiene:

  • 45,15 kcal
  • 3,94gr HC

Se recomienda una ración de 2 bombones y una ingesta moderada debido a la cantidad de grasas que contiene el chocolate blanco.

INSTRUCCIONES

Troceamos el chocolate blanco bien pequeñito y lo ponemos en un cuenco que calentaremos al baño maría, sobre un cazo con agua caliente, a fuego medio.

Añadimos la leche y removemos con una lengua de gato, para que se vaya fundiendo todo por igual hasta que quede bien fundido y fino.

Añadimos los pistachos troceados (sin piel) y mezclamos con la lengua/espátula.

Colocamos la mezcla en las cavidades del molde, con la ayuda de un par de cucharitas pequeñas.

Opcionalmente, cubrimos la parte que nos queda arriba (y que al desmoldar será la base) con pistachos picados muy finitos.

Dejamos enfriar en la nevera por lo menos 2-3h, hasta que se solidifiquen bien.

Desmoldamos con cuidado, ¡y listo!

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES