El brownie fit y saludable de hoy te hará salivar, te hará soñar, te hará ir corriendo a la cocina para ver si tienes los ingredientes… ¡porque la vas a querer preparar a la de YA!

Bienvenidos a uno de los mejores brownies que he hecho nunca. Como sabéis, hace ya casi 8 añitos que estoy trasteando con el blog y los postres, y poco a poco voy mejorando viejas recetas, hasta conseguir versiones que están que te mueres.

Es el caso de este brownie fit y saludable. He ido variando la proporción de algunos ingredientes que suelo usar, y creo que ya he llegado a la mejor versión (aunque veremos dentro de dos años, que me conozco jajajaja). Veréis que es un brownie súper fácil de hacer, no tiene misterio y cualquiera puede hacerlo.

La mezcla de avena integral y almendras le da una textura buenísima, queda húmedo pero suficientemente compacto, como tiene que ser. Un brownie en toda regla. Como Dios manda. Pero más sano 😛

Brownie fit

Aunque soy la primera que cuando hornea algo así se suele dejar llevar por la gula y me lo como caliente, os aconsejo que lo dejéis atemperar bien. Durante este tiempo de enfriado (15min mínimo), el brownie se asienta y la textura mejora. Aunque bueno, no os juzgaré si no sois capaces de aguantar 😉

Y lo mismo estáis pensando, «Noelia, qué es esto de fit, háblame en cristiano». Bueno, pues esto de «fit» es como la abreviatura de «fitness», y se usa mucho para referirse a las recetas de este tipo.

¿Por qué es un brownie fit y saludable?

  • Porque tiene un bajo contenido en grasas.
  • Es bastante proteico, debido al contenido en huevos y frutos secos.
  • Tiene hidratos de carbono complejos.
  • Contiene un buen porcentaje de fibra.

¡Ideal para los días en los que hacemos algo de deporte!

Si no tenéis harina de avena integral, podéis procesar copos de avena integrales y crudos, triturándolos con la picadora hasta conseguir un polvito fino. La almendra sirve tanto si es almendra molida como harina de almendra.

Veréis que, si utilizáis avena libre de TACC y os fijáis en el resto de ingredientes, también se trata de un brownie sin gluten. Si tenéis problemas con la lactosa, podéis sustituir la mantequilla por aceite de coco (misma cantidad).

Como yo pienso siempre en adaptar las recetas a las personas con diabetes, veréis que es un brownie fit sin plátano ni dátiles, ya que tienen un índice glucémico bastante alto (muchos azúcares, vaya). Además, a mí me parece que el sabor queda mucho mejor así.

Información Nutricional

Cada uno de estos brownies fit y saludables (20-25gr) contiene:

  • 91,8 kcal
  • 3,8gr HC

Si queréis recortar aún más los hidratos de carbono, os recomiendo el brownie sin harina, que es a base de almendras. No obstante, a mí me gusta más este 😉

INSTRUCCIONES

En un cazo a fuego medio, derretimos la mantequilla y el chocolate troceado. Añadimos el cacao en polvo y lo integramos bien. Dejamos atemperar.

Batimos los huevos junto con el edulcorante hasta obtener una mezcla bien espumosa.

Añadimos el chocolate fundido y seguimos batiendo.

Incorporamos la harina de avena y la almendra molida, y mezclamos bien.

Por último, añadimos las nueces bien picaditas.

Forramos o engrasamos un molde cuadrado o rectangular y vertemos la mezcla.

Con el horno previamente precalentado a 180º, horneamos nuestro brownie durante 20-25min. No conviene cocinarlo mucho más, para que no quede seco. Dejaremos enfriar completamente sobre una rejilla.

Cortamos en porciones, ¡y listo!

Brownie fit

Valoración de la receta

( 1 Voto )

INGREDIENTES