Estamos en pleno otoño y a todos nos apetecen unas buenas castañas asadas. Por eso, hoy os voy a enseñar a hacer castañas asadas al horno, a la sartén o al microondas, para que las podáis hacer en casa siempre que queráis 🙂

A mí no me gustan mucho las castañas, pero en casa sí que gustan, así que cada año aso algunas castañas en casa cuando llega el otoño. La verdad es que huelen a eso, a otoño, a casa, a familia. También suelo comprar algunas en los puestos tradicionales de la calle, donde están las castañeras con sus fuegos asando castañas. Esas son las mejores, por supuesto, pero en casa no solemos tener esos fuegos y esas pedazo de sartenes para hacerlas, así que hay que buscar alternativas.

Cucuruchos de castañas y bandeja llena

Así que estoy segura de que más de uno querréis saber cómo asar castañas en casa, por lo que espero que esta receta para asar castañas al horno, microondas o sartén os guste 🙂

Os dejo fotos en cada una, para que veáis cómo salen dependiendo de la opción que escojáis (aunque también lo voy comentando).

Elección y preparación de las castañas

Lo primero es escoger unas buenas castañas. En esta época es muy fácil encontrar castañas en cualquier supermercado, pero encontrar unas buenas es otra cosa. Para que nos queden perfectas, lo mejor es tener una materia prima de calidad.

Las mejores castañas son las gallegas, normalmente de la Ribeira Sacra, aunque hay algunas procedentes de otras zonas, como el Valle del Jerte, que pueden estar buenísimas también. Para escogerlas, buscaremos que sean grandes, que pesen, sin manchas y con la piel bien brillante. Esas serán las mejores.

Como elegir unas buenas castañas

Independientemente del método que escojamos para asar las castañas, empezaremos siempre de la misma manera: lavamos y secamos bien las castañas, y les hacemos un corte para que no peten y se cocinen bien. El corte se puede hacer como más os guste, yo les hago uno vertical por delante, he visto gente que les hace una cruz, mi suega las corta de lado por detrás y queda una U… eso va a gustos, ayuda a que se hagan bien y a pelarlas mejor después.

En este momento, iremos descartando las que veamos que tienen un agujerito (eso significa que tienen un gusanito dentro… ecs). Después de hacerlas, es posible que alguna más tenga algún gusano, por eso cuando vayamos a comerlas y las pelemos tendremos que mirar por si acaso. Y si no queréis mirar… pues más proteína para vosotros 😉

Cómo hacer castañas asadas en casa

Castañas asadas al horno

Esta es la receta que os dejo abajo, pero os doy algo más de info aquí. Las castañas asadas al horno son una de la opción más recurrida en muchas casas porque son fáciles de hacer y no hay que estar muy pendiente.

  • Empezamos lavando, secando y haciendo un corte en nuestras castañas.
  • Las disponemos sobre la bandeja del horno, no importa mucho que estén colocaditas. Yo la cubro con papel de horno por si se rompe algún trocito, así luego es más fácil de limpiar (recogemos el papel y listo).
  • Hornearemos durante unos 30min a 200º, abriendo y removiendo de vez en cuando para que se asen todas las castañas por igual. Yo voy abriendo cada 5-10min, abro unas 5 veces o así en total. Pensad que, cuantas más veces abráis el horno, más calor se pierde, y más tiempo tendremos que tenerlas asándose. Por eso, el tiempo que os doy es relativo.
  • Estarán hechas cuando se tuesten un poquito.
  • Podemos colocarlas en un cucurucho de papel de periódico para mantenerlas calentitas más rato.

El resultado es bueno en textura y sabor, similar al de las castañas asadas compradas.

Castañas asadas al horno

Castañas asadas a la sartén

Otra manera de hacer castañas asadas es a la sartén. Aunque venden sartenes especiales para castañas, que tienen agujeritos en el fondo, podemos hacerlas perfectamente en una sartén normal. También quedan algo mejor al fuego de gas, con llama, pero se pueden hacer perfectamente con vitro o inducción. Yo las he hecho con inducción y han salido perfectas 😉

  • Empezaremos igual, lavando y secando las castañas y haciéndoles un corte.
  • Ponemos una sartén a fuego medio-alto, y asaremos ahí nuestras castañas durante aproximadamente media hora, meneando de vez en cuando la sartén para que se hagan por todas partes.
  • Estaremos cuando veamos que están tostaditas.

Asar castañas a la sartén es la mejor opción para mi gusto. Quedan perfectas, muy similares a las castañas asadas compradas. Se tarda un poco y hay que estar pendientes para que no se nos quemen, pero vale la pena.

Castañas asadas a la sarten

Castañas asadas al microondas

Por último, veremos cómo asar castañas al microondas. Esta es para mí la peor opción con diferencia. Quedan blanditas y se pueden comer, pero no están igual de crujientitas. Se pelan muy bien, salen casi sin esfuerzo de la piel, enteras, pero no están igual que haciéndolas con una de las dos opciones anteriores.

  • Lavamos, secamos y cortamos las castañas
  • Las disponemos en un recipiente apto para microondas, con tapa. Yo he usado el estuche de Lekué para hacer cosas al vapor, pero sin ponerle agua.
  • Asamos a máxima potencia durante 2 minutos. Veremos que las castañas se van abriendo por el corte que hemos hecho. Si aún están poco abiertas, las ponemos otro minuto. Yo en total las he tenido 3 minutos y medio.

El tiempo depende del microondas, y hay que ir vigilando porque sueltan mucho vapor. Por eso, es mejor cocinarlas en golpes pequeños de tiempo, ir controlando y sacarlas cuando veamos que ya estén.

Para mí, asar las castañas al microondas es una buena opción si quieres darte un capricho rápido o vas a usar las castañas en otro postre. Es una opción muy rápida, pero también podremos hacer mucha menos cantidad.

Cómo asar castañas al microondas

 

Espero haberos ayudado a saber cómo hacer castañas asadas en casa, al horno, a la sartén o al microondas. Si tenéis trucos de la abuela, dejadlos en los comentarios, ¡que entre todos nos ayudamos más! 🙂

INSTRUCCIONES

Lavamos las castañas con agua abundante y las secamos bien con un paño de cocina, hasta retirar toda la humedad.

Hacemos un corte vertical en la parte frontal de las castañas (en la parte curva), asegurándonos de atravesar las dos pieles que tienen: la cáscara dura y la pielecilla interior. Cortamos con cuidado para no pasarnos y no partirlas en dos.

Disponemos las castañas sobre la bandeja del horno, cubierta con papel sulfurizado (papel de hornear).

Precalentamos el horno 10min a 200º, con calor arriba y abajo y, si tenemos, ventilador.

Colocamos la bandeja en la parte inferior del horno y horneamos unos 30min, abriendo de vez en cuando el horno para removerlas y que se hagan por todas partes. También podemos hacerlas 10min de un lado y 10min del otro, abriendo una sola vez.

Cuando estén ligeramente tostadas, sacamos una castaña, la dejamos enfriar un poco y la abrimos para comprobar la textura. Si es la correcta, sacamos el resto de las castañas.

Las ponemos en un cucurucho de papel para que suden y conserven mejor el calor, ¡y listo!

Como hacer castañas asadas en casa

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES