Cetoacidosis diabética: causas, síntomas, tratamiento y más

1.3K

La cetoacidosis diabética (CAD, o DKA por sus siglas en inglés, Diabetic KetoAcidosis) es una complicación grave de la diabetes, más frecuente en los pacientes con Diabetes Tipo 1, aunque también se puede desarrollar en DM2.

De hecho, a veces constituye un signo previo al debut en la Diabetes Tipo 1, en personas que aún no han sido diagnosticadas con diabetes.

¿Qué es la cetoacidosis diabética? 

La cetoacidosis diabética es una afección que tiene lugar cuando nuestro cuerpo es incapaz de producir suficiente insulina, algo habitual en pacientes con diabetes. Es decir, se produce una disminución en los niveles de insulina efectiva circulante. La insulina tiene un rol esencial en nuestro organismo, ya que es la hormona encargada de permitir el paso de la glucosa al interior de las células de nuestro cuerpo. Cuando no tenemos suficiente insulina, la glucosa se acumula en sangre y tenemos la hiperglucemia característica de la diabetes.

Si no tenemos una cantidad suficiente de insulina, la glucosa no pasa al interior de las células, no obtenemos energía, y nuestro organismo tiene que buscar otras fuentes de energía. En concreto, el hígado descompone las grasas a través de la lipólisis, dando lugar a las cetonas o cuerpos cetónicos, que son un compuesto ácido que se puede utilizar para obtener energía. Si se acumulan, la sangre y la orina se acidifican (cetonemia y cetonuria, respectivamente), y aparece lo que se conoce como cetoacidosis.

Fisiopatología de la cetoacidosis diabética - Elsevier

¿Cuáles son sus causas?

Las principales situaciones que pueden provocar una cetoacidosis diabética son las siguientes:

  • Se está produciendo una cantidad insuficiente de insulina para llevar la glucosa al interior de las células y ser utilizada como energía (aumento de la lipólisis). Esto puede ser debido a una enfermedad o a que no hemos inyectado la cantidad correcta de insulina (dosis incorrecta o no en el momento necesario, bloqueo de la bomba de insulina…).
  • Se están produciendo niveles más elevados de hormonas como adrenalina o cortisol, hormonas que actúan contra los efectos de la insulina (antagonistas). Podemos tener niveles elevados de adrenalina en situaciones de mucho estrés. Los estados de enfermedad, como la neumonía o las infecciones urinarias, también pueden afectar a los niveles de estas hormonas.

También podemos encontrar otras causas:

  • El organismo descompone los lípidos demasiado rápido.
  • Se ha realizado ejercicio intenso con hiperglucemia.
  • Se han consumido drogas o alcohol.
  • Se han administrado fármacos diuréticos o corticosteroides.
  • Debut diabético.
  • Embarazo.
  • Pancreatitis.

Causas cetoacidosis diabetica

Factores de riesgo

En general, los principales factores de riesgo incluyen:

  • La presencia de Diabetes Tipo 1.
  • La mala administración del tratamiento insulínico.

Síntomas de la cetoacidosis diabética (clínica)

Los principales síntomas de la cetoacidosis diabética son los siguientes:

  • Aumento de la sed (polidipsia)
  • Aumento de las ganas de miccionar (poliuria)
  • Sequedad en la boca y la piel
  • Dificultad al respirar
  • Cansancio y debilidad
  • Enrojecimiento de la cara
  • Dolor de cabeza
  • Aliento con aroma afrutado
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de estómago

Si se presentan varios de estos síntomas, se deberá acudir al médico con la mayor brevedad posible.

Los signos que pueden orientarnos hacia una cetoacidosis son:

  • Niveles elevados de glucosa en sangre (hiperglucemia)
  • Niveles elevados de cetonas en la orina (cetonuria)

Diagnóstico y pruebas para detectar la cetoacidosis diabética

Los niveles de cetonas o cuerpos cetónicos se pueden medir en la sangre o en la orina (generalmente, primero se mide en orina y, si el resultado es positivo, se mide en sangre). 

Para medir las cetonas en orina, basta con realizar una prueba con “tiras de orina”, que se pueden comprar en cualquier farmacia sin receta.

No obstante, la medición en sangre nos proporciona datos con mayor precocidad, ya que las cetonas están presentes antes en la sangre, al producirse, y posteriormente se filtran hasta llegar a la orina. Algunos glucómetros también miden los niveles de cuerpos cetónicos. Estos niveles de cetonas en sangre pueden ser:

  • Menor de 0,6 mmol/L: Normal o negativo.
  • 0,6 – 1,0 mmol/L: Ligeramente elevado, necesario repetir 1 hora más tarde.
  • 1,1 – 3,0 mmol/L: Probable riesgo de cetoacidosis, aplicar medidas correctoras.
  • > 3mmol/L: Seguro, acudir al hospital o servicio de urgencias.

Tratamiento

El tratamiento de la cetoacidosis diabética se basa en corregir los desequilibrios que se han producido en el organismo:

  • Corregir los altos niveles de glucosa en sangre, normalizando la glucemia con el tratamiento insulínico adecuado.
  • Corregir la deshidratación reponiendo los líquidos perdidos a través de la orina o el vómito, bebiendo mucha agua.
  • Corregir la acidosis metabólica y el desequilibrio electrolítico, a través de una buena alimentación y el tratamiento insulínico.
  • Reposar, sobre todo en niños, evitando esfuerzos físicos intensos que hagan que se generen más cuerpos cetónicos.
  • Seguir haciendo controles tanto de la glucemia (cada hora) como de las cetonas (cada dos horas). Los controles periódicos serán siempre la mejor forma de prevención.
  • Identificar y tratar los factores desencadenantes para prevenir complicaciones.

Como cualquier tratamiento en cualquier patología, este debe ser prescrito por un profesional médico e implementado según sus indicaciones.

Tratamiento cetoacidosis diabetica

Complicaciones

La cetoacidosis puede conllevar la aparición de las siguientes complicaciones, a causa de su propio tratamiento (fármacos) o por una mala adherencia al mismo:

  • Edema cerebral, provocado por el cambio repentino de los niveles de glucosa en sangre, y que consiste en un hinchazón en el cerebro. Es la complicación más grave y más frecuente en edades tempranas (niños), en diabetes de nueva aparición y en casos donde se ha dejado pasar demasiado tiempo desde la detección de los síntomas. Algunos signos de alarma de edema cerebral son (ELS):
    • Cefalea
    • Bradicardia inapropiada
    • Alteración del estado neurológico (irritabilidad, inquietud, somnolencia o incontinencia) o de la exploración neurológica
    • Hipertensión arterial
    • Disminución de la saturación de O2
  • Hipoglucemia, si disminuyen los niveles de glucosa en sangre demasiado rápido.
  • Alteraciones electrolíticas como la hipopotasemia o la hipofosfatemia, a causa de la insulina inyectada y otros fármacos administrados. Puede dar lugar a afecciones cardíacas.
  • Insuficiencia renal.
  • Pancreatitis.
  • Complicaciones pulmonares.

 

Referencias y bibliografía complementaria

Libros recomendados:

  • Port, C.M. (2019). Fisiopatología: Alteraciones de la salud. Conceptos básicos (10 ed.). Lippincott Williams and Wilkins.
  • Sisinio de Castro; J.L. Perez Arellano (2019). Manual de Patologia General: Sisinio de Castro (8 ed.). Elsevier. Comprar en Amazon.
  • Sociedad Española de Diabetes (2017). Tratado de Diabetes Mellitus (2 ed.) Panamericana. Comprar en Amazon.

Otras fuentes científicas:

Cydulka, R. K., & Maloney, G. E. (2002). Diabetes mellitus and disorders of glucose homeostasis. Marx JA, Hockberger RS. Emergency Medicine: concepts and clinical practice. 5th ed. St. Louis (MO): Mosby, 1744-1762.

Dunger DB, Sperling MA, Acerini CL, Bohn DJ, Daneman D, Danne TP A, et al. ESPE/LWPES consensus statement on diabetic ketoacidosis in children and adolescents. Pediatrics. 2004;113:e133-40.

Hattersley, A., Bruining, J., Shield, J., Njolstad, P., & Donaghue, K. (2006). ISPAD Clinical Practice Consensus Guidelines 2006-2007. The diagnosis and management of monogenic diabetes in children. Pediatr Diabetes, 7(6), 352-360.

Hofheinz, S. B., del Villar Guerra, P., & Cuesta, A. P. (2014). Cetoacidosis diabética. Anales de Pediatría Continuada, 12(2), 55-61.

Wolfsdorf, J., Glaser, N., & Sperling, M. A. (2006). Diabetic ketoacidosis in infants, children, and adolescents: a consensus statement from the American Diabetes Association. Diabetes care, 29(5), 1150-1159.

 

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Copyright 2021 © Dulces Diabéticos. Todos los derechos reservados.
Close
Shopping Cart
0