Si te apetece picar algo sano o acompañar tus comidas con un poquito de color, estos chips de boniato al horno te van a encantar. Una alternativa más saludable a todas esas cosas insanas que comemos de vez en cuando, y que no deberíamos comer 😉

Sigo en modo otoño, boniato en mano. Este año se me ha ido la mano comprando boniatos, fui a mi tiendecita eco favorita a por unos cuantos, y cuando se me acabaron volví a por más. No tengo remedio, lo sé, pero es que están tan ricos… y ahora que es temporada, pues oye, apetecen.

Así que nada, como habréis visto, aquí estoy sacando recetillas con boniato (y más que me quedan en la recámara, que me niego a pasar aún al turrón, que acabamos de empezar noviembre).

Ver más recetas con boniato

Últimamente se está poniendo muy de moda todo lo que sea realfooding (comer alimentos no procesados), cosa que en realidad es de esas modas que sí que me gustan, porque promueven hábitos de vida saludables. Es una moda sencilla, le doy mi ok. Y por supuesto estos chips, son aptos para realfooders, dietas fit, y todas las moderneces que se os ocurran 😛

Chips de boniato

Eso sí, no me los acompañéis con salsas industriales, que nos cargamos lo saludable en un momento. La mayoría de salsas llegan a ser peor que lo que te estés comiendo suelto. Algunas opciones para acompañar estos chips de boniato al horno:

  • Yogur natural desnatado
  • Guacamole natural
  • Mermelada de fresa o frutos rojos
  • Queso crema light

Los chips de boniato, o chips de batata, me parecen una opción ideal para esos días en los que piensas, «me apetece un snack, picar algo, pero no sé si dulce o salado». Pues toma boniato, que está dulzón pero lo vamos a aderezar un poco como un snack salado 😛

Podéis ponerle los condimentos que queráis. Yo les pongo un poquito de pimienta, pimentón dulce y sal, pero vaya, que eso va a gustos.

Son súper fáciles de hacer, no tienen misterio alguno. Si que os digo un par de cosas. La primera, que si tenéis mandolina os costará mucho menos cortarlos. Se pueden cortar a mano perfectamente (yo lo he hecho, que no tengo mandolina), pero si tenéis el cacharrito pues os quedarán todos perfectitos. Y la segunda, que lo de la rejilla es muy importante. Si no los dejáis «secar» en la rejilla, no os quedarán crujientes. Avisados estáis.

Bol lleno de chips de boniato

En cuanto a la temperatura, hice la primera tanda a 200º y se me quemaron unos cuantos, luego bajé a 180º y quedaron genial. Cada horno es un mundo, controlad bien la temperatura, si vuestro horno calienta menos de lo que dice sí que lo podéis poner a 200º.

Os dejo la receta, espero que os gusten 🙂

Información Nutricional

Cada ración de 30gr de chips de boniato al horno contiene:

  • 30 kcal
  • 6 gr HC

Mucho más bajos en calorías y saludables que los chips industriales, verdad 😉

INSTRUCCIONES

Lavamos los boniatos bien, frotando fuerte para quitarles los restos de tierra que puedan tener. Si tienen hilitos, los cortamos. También podemos cepillarlos.

Cortamos los boniatos en rodajas finas, lo justo para que no se rompan y no se vea a través.

Metemos las rodajas en un bol con agua y las dejamos durante unos 20 minutos, para que suelten el almidón.

Precalentamos el horno a 180-190º, con calor arriba y abajo sin ventilador. Pondremos la bandeja en la mitad del horno.

Escurrimos las rodajas de boniato y las colocamos sobre la bandeja del horno, con papel sulfurizado.

Echamos un poquito de pimienta y pimentón por encima, cantidad al gusto.

Horneamos a 180º durante 10-15min, hasta que veamos que los bordes se doran y se arrugan ligeramente. Hay que ir controlando. Pasado este tiempo, sacamos la bandeja del horno, le damos la vuelta a nuestros chips con unas pinzas, y volvemos a hornear otros 10-15min.

Dejamos enfriar sobre una rejilla, salamos, ¡y listo!

Chips de boniato al horno

Valoración de la receta

Aún sin Valorar

INGREDIENTES