Hoy os traigo una riquísima crema fría de mango con fresas, obviamente sin azúcar. Ligera y refrescante, ¡ideal para acabar cualquier comida!

Llevo unos días que me ha dado por hacer cosas con fruta, que me encanta. La verdad es que en verano apetece un montón la fruta, y más si nos la comemos con opciones tan fresquitas como esta crema. Así que nada, iréis viendo cositas así estos días por el blog 😉

Ver más postres para verano

El mango y las fresas combinan súper bien, son frutas dulces con un puntito ácido que quedan genial juntas. Yo he puesto las fresas solo como tropezones, porque me apetecía darle ese aspecto de picatostes, o como los tropezones que te encuentras en el gazpacho, pero podríais triturarlas junto con el mango si quisierais, seguro que está súper rico 🙂

Crema de mango con trocitos de fresa

Muchas cremas se hacen con maizena (harina de maíz) para que espesen, pero yo en esta ocasión he usado queso crema para reducir hidratos, y como al estar de la nevera está cremoso, al final queda una textura súper rica.

El toque de manzana le queda riquísimo, pero si no tenéis de manzana (sin azúcar) también podéis poner de melocotón o de uva, que le quedará bien rico, o sustituirlo por la leche que más os guste (vegetal o no).

Como lo suyo es comérsela rápido, justo al hacerla, os doy las cantidades para dos raciones, para comerla al momento. Si sois más comensales, solo tenéis que multiplicar los ingredientes x2, x4, etc.

Para que esté bien fresquito, hay que tener todos los ingredientes fríos, de la nevera. Si no, habrá que enfriar la crema un rato.

Espero que os guste, aquí os dejo la receta 🙂

Información Nutricional

Cada ración de crema de mango con fresas contiene:

  • 157,2 kcal
  • 13,2gr HC

Cada crema supone 1,3 raciones de hidratos de carbono, que provienen de la fruta. Se recomienda comer la crema para comer o desayunar, para evitar picos de glucosa, y teniéndola siempre en cuenta en el conteo diario de HC.

El mango es una fruta dulce rica en azúcares, y cuanto más maduro más azúcares tiene. Por eso, siempre es recomendable escoger mangos en su punto óptimo de maduración, prefiriendo que estén algo verdes que demasiado maduros.

INSTRUCCIONES

En frío, troceamos y trituramos el mango. Lo colamos para quitarle las hebritas que pueden ser algo más molestas en el paladar.

Añadimos el zumo y el queso y batimos bien. Si os salen muchas burbujitas y no las queréis, podéis remover un poco con una espátula (a mí personalmente me gusta).

Crema fria de mango con fresas - Preparacion

Lavamos las fresas, les quitamos en rabito y las troceamos en dados pequeñitos. Las mezclamos con la crema, servimos, ¡y listo!

Crema fria de mango con fresas

Valoración de la receta

Aún sin Valorar

INGREDIENTES