Sorpresa, sorpresa… ¡vuelve el mango a mi cocina! Sí, porque hoy os traigo un flan de mango sin azúcar y ligerito que está para chuparse los dedos.

Un mes más, vuelve el Asaltablogs, y estoy súper contenta porque llevo toda la temporada sin fallar ni a un asalto (esto vicia señores). Este mes le ha tocado a Rosa ser asaltada, así que entré corriendo en su blog y escogí un rico flan de mango. Me ha costado bastante elegir, he estado a puntito de hacer dos más, pero solo podemos participar con una receta! Así que las otras me las guardo para más adelante 😉

Me decidí por este flan de mango porque me encanta esta fruta y casualmente tenía un mango en la cocina, que no suelo tener muy a menudo porque se me olvida que lo tengo y se me acaban pasando (y hago mermelada), pero lo compré hace poco porque se me antojó. Adoro el sabor del mango, combina con un montón de cosas y está riquísimo solo.

Como cada mango es hijo de su madre y de su padre (y pesará más o menos), os doy la cantidad en gramos para que saquéis la pulpa y la peséis. A mí con un mango normalito me ha dado y me ha sobrado un poco para comer así solo.

El flan me ha quedado de vicio (y no os lo digo por decir), me he inspirado en el de Rosa pero he acabado haciendo nuestras pequeñas modificaciones para reducir las grasas y el azúcar. La textura que he conseguido está increíble, consistente y cremosa a la vez. Para que quede así, hay que hacerlo con paciencia y cocer el mango, en las instrucciones os explico paso a paso.

Flan de mango ligero

Entra súper bien, al ser prácticamente fruta y leche ha quedado muy ligero y suave, estoy segura de que os va a encantar. Me han salido 6 flanes decentes, en flaneras estándar. Con la misma cantidad os puede dar para 4 más grandes, pero yo os recomiendo sacar 6.

Si queréis que sea aún más light, podéis reemplazar la nata por leche (misma cantidad). Yo he estado probando unas natas vegetales de soja, y la verdad es que quedan bastante bien en la mayoría de postres – por si queréis probar también.

Os dejo ya con la receta, iba a deciros que espero que os guste, pero es que va a ser complicado lo contrario 😛

Información Nutricional

Cada flan de mango sin azúcar contiene:

  • 149,03 kcal
  • 9,88gr HC

INSTRUCCIONES

Pelamos el mango, pesamos 300gr y lo troceamos. Lo ponemos en un cazo a fuego medio con la leche, añadimos el edulcorante y cocinamos hasta que quede muy blandito y la leche sea de color amarillo.

Flan de mango sin azucar - 1

Retiramos del fuego, lo ponemos todo en el vaso de la batidora, y batimos bien hasta conseguir un puré homogéneo.

Ponemos la nata en un cazo a fuego medio, y añadimos la gelatina, previamente hidratada. Removemos hasta que se disuelva por completo.

Echamos la nata con gelatina en el vaso o bol donde teníamos el puré de mango, y lo integramos con una espátula. Yo esto lo he hecho porque no quería que quedaran burbujitas, si lo quieres tipo mousse o con esa textura puedes seguir batiendo con la batidora.

Flan de mango sin azucar - 2

Preparamos un poco de caramelo con dos cucharadas de agua y una de mermelada de albaricoque y bañamos el fondo y los laterales de nuestras flaneras. Esto es opcional, si no quieres hacerlo no pasa nada, pero ayuda a desmoldar.

Vertemos con cuidado la mezcla de nuestro flan en las flaneras. Para que no salpique ni se mueva el caramelo, puedes tirar la mezcla sobre una cuchara en lugar de directamente sobre la flanera.

Dejamos enfriar los flanes en la nevera durante 3-4 horas.

Flan de mango sin azucar - 3

Desmoldamos con cuidado, servimos, ¡y listo!

Flan de mango con frutos rojos

Valoración de la receta

( 3 Votos )

INGREDIENTES