Hoy os traigo un postre sencillísimo, muy fácil y rápido de preparar: gelatina de naranja sin azúcar, con frutos rojos. Muy vistoso y muy rico.

Como veréis en las fotos, no tiene nada del otro mundo, no deja de ser una gelatina de naranja, pero el toque especial se pone al servirla en la propia cáscara de la naranja. Queda monísima, no me diréis que no.

Gelatina de naranja con frutos rojos

La verdad es que quería hacerla con grosella, porque es más pequeñita y el rojo combina muy bien con el naranja, pero en el súper no había grosellas… así que le he puesto frambuesas y arándanos, que siempre tengo en la nevera. Podéis ponerle lo que más os guste, imaginación al poder, como siempre 🙂

La gelatina de naranja, para que sea lo más natural posible, la haremos con zumo de naranja. Como sabéis (porque soy una pesada y lo repito mucho), la fibra de los cítricos está en los filamentitos blancos, en las hebras y pielecillas. Al hacer zumo, exprimiendo una naranja, no usamos estas partes fibrosas. Si podéis, os recomiendo licuar las naranjas (sin piel obviamente), en lugar de exprimirlas, para aprovechar toda la fibra, que es lo que ayuda a que absorbamos los azúcares más lentamente, previniendo los picos de glucosa.

En cuanto a las cantidades, he usado sólo 2 naranjas porque bueno, porque estando sola no me iba a estar una semana comiendo gelatina de naranja, pero vosotros podéis hacer más si queréis 😛

Gelatina de naranja

Por cierto que sabiendo cómo se hace la gelatina de naranja, podéis hacer más cantidad, ponerla en vasitos o moldes… lo que os apetezca, no tenéis por qué hacerla con los frutitos rojos y en la cáscara si no os apetece (más rápido aún).

Es un postre muy refrescante y suave, los dulces con cítricos casi siempre lo son. Entra súper bien, ideal para acabar una comida con el cierre dulce (que a mí siempre me hace falta) pero de manera saludable.

Esta receta se la he tomado prestada a Hirma, del blog Sopaypilla, ya que le ha tocado ser la asaltada del mes en el Asaltablogs. Como nos cuenta ella misma, esta receta es de Christian Escribà, que seguro que os suena. A mí al menos me suena porque en Barcelona está la pastelería Escribà (adivinad de quién es), y alguna vez he ido con amigos a merendar y tienen auténticas delicias. Caprichitos de un día, muy de tanto en tanto 😛

¡Espero que os guste!

Información Nutricional

Cada ración de gelatina de naranja (1/4 de «naranja») contiene:

  • 13,6 kcal
  • 3gr HC

Yo he cortado las naranjas por la mitad, y luego cada mitad en 4 trozos, con lo que me han salido 16 gajos. 1/4 de naranja serían 2 de estos gajos.

INSTRUCCIONES

Partimos las naranjas verticalmente por la mitad, y hacemos zumo con ellas (exprimiendo o sacando la pulpa y licuando).

Vaciamos las mitades de naranja quitando la pulpa. Dependerá de vuestras naranjas, pero para mí el truquillo ha sido separar la pulpa en el vértice (donde está el rabito) e ir tirando con cuidado, así salen los restos casi enteros. Tampoco pasa nada si queda un poquito de pulpa ;)

Exprimimos el zumo de medio limón (25ml) y lo juntamos con el de naranja. Endulzamos al gusto, con el edulcorante que más os guste.

Hidratamos la gelatina en agua fría hasta que esté blanda.

Calentamos el zumo al microondas durante 1min a máxima potencia.

Escurrimos la gelatina y la disolvemos en el zumo caliente, removiendo bien.

Repartimos el zumo en las 4 mitades. Verás que no igual llega a llenarlas, es normal, no pasa nada, ahora lo anivelamos.

Echamos con cuidado algunos frutos rojos, hasta que el zumo llegue al borde de la naranja. Podéis echar frambuesas, fresas troceadas, grosellas, arándanos... lo que más os guste. Flotarán, no pasa nada, es normal.

Guardamos en la nevera durante unas 4h, hasta que la gelatina se haya solidificado. Partimos cada mitad de naranja por la mitad, y luego otra vez (cada mitad la cortamos en 4 trozos).

Servimos, ¡y listo!

Gelatina de naranja sin azúcar con frutos rojos

Valoración de la receta

( 2 Votos )

INGREDIENTES