Hoy vamos a ver cómo preparar mantequilla de cacahuete sin azúcar – o crema de cacahuete, o mantequilla de maní, como le queráis llamar. Es una receta muy sencillita pero que nos servirá para muchas cosas 🙂

La mantequilla de cacahuete es típica en América, aunque ya es conocida en todo el mundo (seguro que la habéis visto en el súper, se vende en todas partes ya). Para los que seáis europeos y no os suene lo de “maní“, solo aclarar que es así como se llama al cacahuete en Latinoamérica. A mí me encanta la palabra porque siempre que la escucho me acuerdo de la canción de Antonio Machín y ya me estoy todo el día con la cancioncita en la cabeza 😛

Al estar tan de moda ahora, o tan extendido su uso, como os comentaba, la podéis comprar sin problema, pero llevará azúcar casi seguro. Así que si queremos una crema de cacahuete casera y natural, lo mejor que podemos hacer es prepararla en casa, que es muy fácil de hacer y mucho más saludable que la del Mercadona. De hecho, la crema de cacahuete de Mercadona (Capitán Maní) lleva un montón de azúcares y grasas saturadas, así que es mejor evitarla.

Propiedades de la mantequilla de cacahuete o maní sin azúcar

Al preparar nuestra mantequilla de cacahuete sin azúcar, de base ya va a ser más sana que la comprada, pero aun así os voy a explicar algunas de las propiedades de esta crema (bueno, de los cacahuetes en realidad), que el saber no ocupa lugar:

  • Es ideal para deportistas y amantes del fitness, porque es muy calórica, y si quemamos grasas nos vendrá bien reponer energía con algo así.
  • Los cacahuetes, al tener mucha fibra, combaten la aparición del colesterol malo y mejoran nuestra salud cardiovascular.
  • Como también son una importante fuente de hierro, mejoran la circulación sangínea.
  • Y lo mejor… gracias a su contenido proteico y rico en fibra, ayuda a controlar la glucosa en sangre. Guay, ¿no? 🙂

No obstante, como os digo siempre, tened en cuenta las raciones y tomadla con moderación, ¡nada de comerse el bote entero! Y si es por la mañana, mucho mejor que por la tarde, así tendremos tiempo de quemarla.

Se suele comer en tostadas, para el desayuno, pero también la podemos utilizar como relleno de alguna tarta o pastel, así en una capa finita. Le da un toque muy rico. Para que quede más cremosa, yo le pongo un poquito de mantequilla light, pero la podéis sustituir por margarina o aceite suave (de oliva o de coco). Opcionalmente, si no os gusta muy espesa, podéis añadir también un poquito de agua.

Y nada, os dejo ya con la receta de nuestra mantequilla de cacahuete casera y sin azúcar 🙂

Información Nutricional

Una ración de 30gr de mantequilla de maní sin azúcar contiene:

  • 133,75 kcal
  • 8,63gr HC

Ojo con las calorías si lleváis una dieta muy estricta!

INSTRUCCIONES

Ponemos los cacahuetes enteros, sin piel, en el vaso de la trituradora / picadora, y trituramos. Iremos dando varios golpes, hasta que tengamos una crema. Al principio sólo se trocean, pero cuando llevas unos minutos los cacahuetes empiezan a soltar aceite, y se hace una crema.

Añadimos la mantequilla en pomada, a temperatura ambiente, junto con la stevia o el edulcorante que queráis, y seguimos triturando. Cuanto más trituremos, más cremoso estará, pero ojo no te quemes si se calienta la picadora. A mí personalmente me gusta que quede algún trocito, así que no hago crema del todo.

Mantequilla de cacahuete sin azucar - preparacion

Guardamos la mezcla en un bote de cristal cerrado herméticamente, y conservamos en la nevera hasta 4 semanas. ¡Lista para usar!

Crema de cacahuete sin azucar

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES