Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Cual es el mejor edulcorante para diabeticos

¿Cuál es el mejor edulcorante para diabéticos?

Existen ya muchos edulcorantes, pero, ¿cuál es el mejor edulcorante para diabéticos? En este artículo repasaremos los más comunes, tanto naturales como artificiales, que pueden servirnos como sustitutos del azúcar para endulzar nuestros postres y repostería.

En cada apartado veréis un resumen sobre el edulcorante y sus propiedades, así como su sabor, si es resistente al calor sin perder sabor (importante en la cocina, para saber si los podemos hornear o no), qué consistencia tiene, sus calorías, y si lo consideramos apto para diabéticos o no.

Antes de empezar, nos gustaría puntualizar que en internet se puede encontrar muchísima información acerca de los edulcorantes, y mucha de ella es falsa o tergiversada a conveniencia de ciertas marcas. Nosotros compartimos siempre información verídica y contrastada por fuentes fiables, no tenemos ninguna marca detrás diciéndonos qué decir, y nos basamos en la más pura rigurosidad científica. Os invitamos a hacer siempre un análisis crítico de lo que leéis y a no creéroslo todo si no está científicamente contrastado.

Edulcorantes naturales para diabéticos

Entendemos como edulcorantes naturales los que tienen una procedencia biológica, es decir, que provienen de alguna planta y han sido modificados para su consumo.

Stevia o estevia

La stevia es la reina en nuestros postres, y tiene un por qué. Se trata de un edulcorante natural procedente de una planta de hojas verdes, la stevia rebaudiana, utilizado tradicionalmente en Suramérica pero que ya se comercializa en todo el mundo. Si os interesa, podéis leer más información sobre la stevia o cómo cultivarla y hacer edulcorante con sus hojas.

Stevia para diabeticos

Lo más importante que hay que saber de la stevia, es que tiene múltiples propiedades beneficiosas para nuestro organismo (es antioxidante, antibacteriana, reduce la tensión arterial…) y no es calórica. La stevia se comercializa en botes (que en realidad son glucósidos de esteviol) refinada (en polvo), líquida, o bien en hoja seca. La que viene en bote es más práctica, pero la stevia en hoja seca es más saludable, y es la que recomendamos. Para facilitar las cosas, lo ideal es tener una planta de stevia en casa de la que poder extraer edulcorante.

Sabor: Muy dulce, con un ligero toque a regaliz
Resistencia al calor: Alta (hasta 200º)
Consistencia / cuerpo: En grano (polvo), líquida o en hoja seca
Calorías cada 100gr: 0 kcal
¿Recomendado para diabéticos?: Sí

Sucralosa

La sucralosa es un edulcorante natural que proviene de la caña de azúcar. La sucralosa no estimula la secreción de insulina ni de glucagón, y sus hidratos de carbono pasan directamente al aparato excretor sin ser absorbidos por nuestro organismo. Por ello, no altera nuestros niveles de glucosa en sangre y puede consumirse normalmente.

Sucralosa para diabeticos

Varios estudios2-5 han demostrado que la sucralosa es totalmente segura y apta para su consumo en la dieta humana, con lo que podemos usarla con seguridad en nuestros postres. Además, su sabor más parecido al azúcar la convierten en una opción inmejorable para aquellas personas a las que no les gusta el sabor de la stevia pura.

La sucralosa en sí no se metaboliza para obtener energía, y por tanto no contiene calorías. No obstante, algunos edulcorantes de mesa (sucralosa comercial) se mezclan con otros componentes para su conservación y practicidad, con lo que en ocasiones puede contener algunas calorías residuales, dependiendo de la marca que compremos.

Sabor: Dulce y muy parecido al azúcar, algo más suave
Resistencia al calor: Alta (hasta 200º)
Consistencia / cuerpo: En grano fino, como un polvo, en pastillas o líquida
Calorías cada 100gr: 0 kcal
¿Recomendado para diabéticos?: Sí

Tagatosa

La tagatosa es un edulcorante natural que se obtiene a partir de la lactosa presente en la leche. La glucosa se elimina a través de un proceso industrial, y luego se fermenta para obtener la tagatosa en sí. Durante estos procesos también se eliminan la lactosa, el gluten y la fructosa, con lo que resulta apta para intolerantes a la lactosa, celíacos y diabéticos. No eleva la glicemia ni altera los niveles de insulina, y puede tomarse en ayunas.

Tagatosa para diabeticos

Respecto a la seguridad en su consumo, la tagatosa posee el estatus de GRAS (Generally Recognized As Safe; Generalmente reconocida como segura), con lo que puede usarse con tranquilidad en la elaboración de nuestras recetas.

Sus propiedades prebióticas, además, ayudan a mejorar la digestión (al contrario de otros edulcorantes, que la dificultan). La tagatosa aguanta muy bien las altas temperaturas y puede usarse para hacer recetas complicadas de hacer sin azúcar, como el caramelo o el merengue.

Sabor: Muy similar al del azúcar refinado
Resistencia al calor: Alta
Consistencia / cuerpo: En polvo fino, similar al azúcar glass, líquida o en tabletas
Calorías cada 100gr: 150 kcal, en cantidades pequeñas es despreciable
¿Recomendado para diabéticos?: Sí

Eritritol

El eritritol es un polialcohol que se saca al mezclar una molécula de azúcar con una de alcohol, fermentando la glucosa con levadura.

Eritritol para diabeticos

Este edulcorante es bajo en calorías y no altera la glucosa en sangre ni los niveles de insulina (en ocasiones, incluso ayuda a reducirlas9), con lo que en principio se puede consumir con tranquilidad si tenemos diabetes. Además, ayuda a prevenir la caries y normalmente no da problemas digestivos.

Sabor: no tan dulce como el azúcar, se mezcla con otros edulcorantes y grasas trans para mejorar su dulzura
Resistencia al calor: Alta
Consistencia / cuerpo: Sólido, polvo
Calorías cada 100gr: Entre 0 y 24 kcal
¿Recomendado para diabéticos?: Sí

Xilitol o azúcar de abedul

El xilitol (también conocido como azúcar de abedul) es otro polialcohol, como el eritritol, que se obtiene de la corteza del abedul, a partir de la celulosa de su madera. De la misma manera, también ayuda a prevenir la caries y reducir las bacterias bucales.

Xilitol para diabeticos

El xilitol tiene un índice glucémico de 7 (muy bajo, sabemos que por debajo de 50 es bajo), no altera significativamente los niveles de glucosa e insulina en sangre ni aumenta tampoco la resistencia a la insulina. Aun así, hay un porcentaje de xilitol que se transforma en glucosa en el hígado11, y no contribuye a mejorar el cumplimiento de la dieta. Además, un consumo excesivo de xilitol puede provocar problemas digestivos y efectos laxantes, por lo que si tenemos alguna condición endocrina especial deberemos moderar su ingesta.

Sabor: Dulce y refrescante, aunque puede ser desagradable al mezclarse con grasas (mantequilla por ejemplo)
Resistencia al calor: Alta
Consistencia / cuerpo: Polvo cristalino
Calorías cada 100gr: 5-20 kcal
¿Recomendado para diabéticos?: Sí

Sorbitol

El sorbitol es un edulcorante de procedencia natural no nutritivo, que también puede fabricarse artificialmente. Naturalmente, se encuentra en frutas como el melocotón, el albaricoque o las ciruelas. En productos artificiales, lo podemos encontrar en pastas de dientes o enjuagues bucales.

Sorbitol para diabéticos

 

En casos de diabetes mal controlada o hiperglucemias, el sorbitol puede acumularse en tejidos oculares (como la córnea) y provocar patologías celulares como la retinopatía diabética o cataratas, y se debe tratar con inhibidores de la aldosa reductasa que las provoca.

Edulcorantes como el sorbitol, los dos anteriores o el manitol, además, pueden tener consecuencias gastrointestinales, como la diarrea y otros problemas digestivos, a causa de su efecto laxante. De hecho, el poder diurético de las ciruelas viene por su contenido en sorbitol. En cuanto a su adecuación para la diabetes, aunque no alteran significamente la glucemia o los niveles de insulina, varios estudios recomiendan tomar los polialcoholes como el sorbitol con moderación para evitar problemas a largo plazo. Recomendamos consultar con el médico para evaluar cada caso concreto.

Sabor: Dulce e intenso
Resistencia al calor: Alta
Consistencia / cuerpo: Polvo blanco y cristalino
Calorías cada 100gr: 260 kcal, un tercio menos que el azúcar
¿Recomendado para diabéticos?: Con moderación y bajo el OK de un médico

Azúcar de coco

El azúcar de coco se obtiene de la savia de la flor de coco, al secarla y calentarla. Contiene aproximadamente un 71% de sacarosa (que es una combinación de glucosa y fructosa, o sea, azúcares), un 3% de glucosa y un 3% de fructosa. El índice glicémico del azúcar de coco es de 35, que está considerado bajo, y es casi todo carbohidratos (94%).

Azucar de coco para diabeticos

Aunque el azúcar de coco sea rico en nutrientes (como aminoácidos, zinc, calcio o potasio) y tenga un índice glicémico bajo, se recomienda un consumo moderado porque tiene las mismas calorías que el azúcar común, y su composición sigue basándose en azúcares, que en cantidades medias/grandes nos subirá el nivel de glucosa en sangre.

Sabor: Dulce y similar al azúcar de caña
Resistencia al calor: Alta
Consistencia / cuerpo: Cristalino y acaramelado, como el azúcar moreno
Calorías cada 100gr: 386 kcal
¿Recomendado para diabéticos?: Consumo moderado

Fructosa

La fructosa es un edulcorante natural que se extrae de frutas, miel, el néctar de las flores y algunas verduras.

El consumo de pequeñas cantidades de fructosa al comer frutas de bajo IG, ha demostrado ser beneficioso para personas con diabetes, ya que la liberación de fructosa (6 o más gramos) en el intestino delgado a la circulación durante un periodo prolongado de tiempo, tiene un gran efecto en la reducción en los niveles de glucosa postprandial en sangre.

Fructosa para diabeticos

Por contra, el consumo excesivo de fructosa (como edulcorante en grandes cantidades, bebidas azucaradas, bollería industrial…) está relacionado con la prevalencia de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, las dislipidemias, el síndrome metabólico y las enfermedades cardiovasculares14. Por esto, las personas con diabetes deben moderar su consumo en la medida de lo posible y tomarla de manera espaciada, en cantidades pequeñas y preferiblemente en forma de fruta.

Esto es porque no es lo mismo consumir fructosa pura o edulcorante que tomarla de una fruta. Los diabéticos deben preferir el consumo de fructosa en sus formas naturales (fruta), ya que suelen ser una fuente de fibra que ayuda a evitar picos de glucosa en sangre.

Sabor: Muy dulce y agradable
Resistencia al calor: Media (160º, con más calor oscurece y puede quemarse)
Consistencia / cuerpo: En polvo o en jarabe
Calorías cada 100gr: 399 kcal
¿Recomendado para diabéticos?: Sí, en fruta. Consumo moderado como edulcorante.

Panela

La panela está muy de moda ahora y me parecía conveniente dedicarle un apartado en este artículo, ya que por internet corre mucha información contradictoria y no fiable. La panela es un azúcar natural, sin blanquear y sin refinar, muy popular en América Latina. Básicamente, es azúcar integral de caña. Tiene un contenido altísimo en hidratos de carbono (80%), vitaminas del grupo B y varios minerales, como el hierro, el cobre y el magnesio.

Panela para diabeticos

¿Es entonces la panela una alternativa saludable al azúcar? Hombre, más saludable que el azúcar es, pero eso no la convierte en un edulcorante saludable. Si tenemos en cuenta su composición, vemos que tiene un 85% de disacárido de sacarosa. Esto, en cristiano, significa que está hecha a base de glucosa, fructosa y otros azúcares. Vamos, que a pesar de su aporte vitamínico y mineral la panela sigue siendo azúcar y tiene un fuerte impacto en nuestra glucemia (y enfermedades coronarias, aumento de la grasa corporal, obesidad…).

Sabor: Dulce, cálido y acaramelado, con un ligero toque anisado.
Resistencia al calor: Alta
Consistencia / cuerpo: En bloques blandos o en polvo
Calorías cada 100gr: 351 kcal
¿Recomendado para diabéticos?: No

Miel

En otro artículo ya hablamos sobre si la miel es apta para diabéticos, así que no nos extenderemos mucho. En resumen, diremos que el consumo de miel debe ser moderado, evitándola siempre que sea posible, ya que su composición es básicamente azúcares y aumenta nuestros niveles de glucosa en sangre.

Miel para diabeticos

La única ventaja respecto a otros edulcorantes, es que la miel es un edulcorante nutritivo. Contiene vitaminas como la vitamina C, minerales como sodio, potasio y magnesio, y agentes antioxidantes. El consumo en cantidades pequeñas, como una cucharadita en una infusión o un chorrito sobre queso fresco, no alterará significativamente nuestros niveles de azúcar. Lo que debemos evitar es tomarla en grandes cantidades, como por ejemplo al reemplazar azúcar por miel en un bizcocho (no recomendable).

Sabor: Muy dulce y con notas que dependen del néctar, plantas, clima…
Resistencia al calor: Baja-Media (se deteriora con el calor)
Consistencia / cuerpo: Líquida espesa
Calorías cada 100gr: 304
¿Recomendado para diabéticos?: No, debe consumirse con moderación y en cantidades pequeñas.

Edulcorantes artificiales para diabéticos

Los edulcorantes artificiales, al contrario que los naturales, son edulcorantes sintéticos que han sido creados “desde cero” por el ser humano, a través de combinaciones químicas en un laboratorio. Nosotros no recomendaremos los edulcorantes artificiales antes que los naturales, pero os los comentamos para que estéis informados sobre qué son y qué comportan.

Pese a la controversia que hay alrededor de los edulcorantes artificiales, estos resultan seguros para el organismo, dentro de un consumo en cantidades moderadas. Si algún alimento no es apto para su consumo, no se puede comercializar.

Sacarina (E954)

La sacarina es un edulcorate artificial no nutritivo, sin calorías, y de un poder endulzante bastante mayor que el azúcar común. Su uso para consumo está recomendado bajo ciertas condiciones, en algunas bebidas y alimentos procesados. Por tanto, no se recomienda su consumo habitual. Es de los edulcorantes más baratos.

Sacarina para diabeticos

Consumir sacarina no influye en la homeostasis de la glucosa en sangre, y no afecta a los niveles de insulina, aunque sí que puede aumentar la sensibilidad a la insulina. Además, como otros edulcorantes artificiales, su consumo puede estar relacionado con el desarrollo de otras patologías como el cáncer, aunque los estudios relacionados no confirman que la sacarina sea la causa.

Sabor: Dulce y con un regusto amargo
Resistencia al calor: Media (máximo 190º)
Consistencia / cuerpo: Polvo, líquida, pastillas
Calorías cada 100gr: Considerada 0kcal por la cantidad usada
¿Recomendado para diabéticos?: Sí / Con moderación

Aspartamo (E951)

El aspartamo pierde su dulzura al subir de temperatura, por lo que no es una buena opción para postres horneados o que requieran cocción/calor.

Aspartamo para diabeticos

El consumo de aspartamo tampoco influye en los niveles de insulina. No obstante, la seguridad del consumo de aspartame en pacientes con diabetes aún no se ha probado debido a la falta de estudios al respecto. Ante la duda, desde nuestro equipo recomendamos un consumo moderado y limitado a alimentos en los que no haya otras opciones (como chicles/goma de mascar).

Sabor: Dulce y en ocasiones algo amargo
Resistencia al calor: Baja, evitar en postres horneados
Consistencia / cuerpo: Polvo granulado
Calorías cada 100gr: 400kcal (despreciable porque se usan cantidades muy pequeñas)
¿Recomendado para diabéticos?: Sí / Con moderación

Entonces, ¿cuál es el mejor edulcorante para los diabéticos?

Ha habido (y sigue habiendo) muchos debates sobre cuál es el mejor edulcorante para diabéticos, pero hasta la fecha ninguno ha sido retirado por la autoridades sanitarias, ya que ningún estudio ha podido demostrar que sean dañinos o especialmente perjudiciales. Por tanto, si se comercializa se puede tomar. PERO.

  • Mejores edulcorantes para diabéticos

La stevia (o estevia), la sucralosa, la tagatosa, el aspartamo, el ciclamato y la sacarina, no aumentan la glucemia ni son calóricos, por lo que son mejores. Nosotros recomendamos, una vez más, el uso de stevia, sucralosa y tagatosa por ser naturales y no alterar la glucemia ni provocar problemas digestivos.

  • Peores edulcorantes para diabéticos

El sorbitol, el manitol, maltitol, lactinol, y el xilitol se producen a partir de azúcares naturales como la glucosa y la  fructosa, con lo que su absorción es menor (pero es), y su consumo debe ser controlado porque pueden incrementar la cantidad de glucosa en sangre (glucemia) y provocar problemas digestivos.

La miel, la panela, el azúcar integral, azúcar moreno… aunque sean edulcorantes más saludables que el azúcar refinado, no los recomendamos porque están compuestos por azúcares y elevan nuestros niveles de glucosa en sangre.

 

Muchos edulcorantes se presentan mezclados entre sí para potenciar los sabores o mejorar su consistencia, por lo que si queremos saber exactamente qué estamos tomando, debemos leer la composición en el envase que hayamos comprado.

Ver tabla de equivalencias entre azúcar y edulcorantes

¿Dónde comprar edulcorantes para diabéticos?

La mayoría de estos edulcorantes se encuentran fácilmente. Los edulcorantes naturales se suelen vender en herbolarios y tiendas de dietética, aunque cada vez más los encontramos en supermercados.

Ya hay muchas marcas que comercializan stevia y sucralosa, que son los que usamos nosotros, por lo que encontraremos preparados de estos edulcorantes listos para usar en supermercados como Carrefour, Mercadona, Veritas…

Y si no encontramos algún edulcorante, siempre podemos recurrir a las tiendas online que cuentan con mayor variedad y envío a todo el mundo, como es el caso de Amazon.

El precio de los edulcorantes suele ser más alto que el del azúcar, dependiendo también de la marca, pero al usar cantidades menores acaban cundiendo igual.

Referencias y otras fuentes científicas complementarias

(1) BARRERA, María del Pilar et al. FACTORES DE RIESGOS ALIMENTARIOS Y NUTRICIONALES EN ADULTOS CON DIABETES MELLITUS. rev.fac.med. [online]. 2012, vol.60, suppl.1 [cited  2018-08-08], pp.28-40. Available from: <http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-00112012000500004&lng=en&nrm=iso>. ISSN 0120-0011.

(2) GROTZ, V. Lee; MUNRO, Ian C. An overview of the safety of sucralose. Regulatory toxicology and pharmacology, 2009, vol. 55, no 1, p. 1-5.

(3) GROTZ, V. Lee, et al. Lack of effect of sucralose on glucose homeostasis in subjects with type 2 diabetes. Journal of the American Dietetic Association, 2003, vol. 103, no 12, p. 1607-1612.

(4) MA, Jing, et al. Effect of the artificial sweetener, sucralose, on gastric emptying and incretin hormone release in healthy subjects. American Journal of Physiology-Gastrointestinal and Liver Physiology, 2009, vol. 296, no 4, p. G735-G739.

(5) GRICE, H. C., et al. Sucralose-an overview of the toxicity data. Food and Chemical Toxicology, 2000, vol. 38, no suppl 2.

(6) BERTELSEN, Hans; JENSEN, Bent Borg; BUEMANN, Benjamin. D-Tagatose-a novel low-calorie bulk sweetener with prebiotic properties. En Low-Calories Sweeteners: Present and Future. Karger Publishers, 1999. p. 98-109.

(7) DONNER, T. W.; WILBER, J. F.; OSTROWSKI, D. D‐tagatose, a novel hexose: acute effects on carbohydrate tolerance in subjects with and without type 2 diabetes. Diabetes, Obesity and Metabolism, 1999, vol. 1, no 5, p. 285-291.

(8) GILBERT V L.; Tagatose, the New GRAS Sweetener and Health Product. Journal of Medicinal Food 2002 5:1, 23-36

(9) ISHIKAWA, Masashi, et al. Effects of oral administration of erythritol on patients with diabetes. Regulatory Toxicology and Pharmacology, 1996, vol. 24, no 2, p. S303-S308.

(10) DE COCK, Peter. Erythritol. Sweeteners and sugar alternatives in food technology, 2012, p. 213-241.

(11) ISHIKAWA, Masashi, et al. Effects of oral administration of erythritol on patients with diabetes. Regulatory Toxicology and Pharmacology, 1996, vol. 24, no 2, p. S303-S308.

(12) YOKOZAWA, Takako; KIM, Hyun Young; CHO, Eun Ju. Erythritol attenuates the diabetic oxidative stress through modulating glucose metabolism and lipid peroxidation in streptozotocin-induced diabetic rats. Journal of agricultural and food chemistry, 2002, vol. 50, no 19, p. 5485-5489.

(13) FLINT, Nir, et al. Effects of erythritol on endothelial function in patients with type 2 diabetes mellitus: a pilot study. ACTA diabetologica, 2014, vol. 51, no 3, p. 513-516.

(14) PÉREZ, FERNANDO ALONSO; ALONSO, P.; ROIZ, J. Diabetes tipo 2. 1998.

(15) BAE YJ, BAK Y-K, KIM B, KIM M-S, LEE J-H, SUNG M-K. Coconut-derived D-xylose affects postprandial glucose and insulin responses in healthy individuals. Nutrition Research and Practice. 2011;5(6):533-539. doi:10.4162/nrp.2011.5.6.533.

(16) PÉREZ CRUZ, Elizabeth; ZÚÑIGA, Aurora Elizabeth Serralde; MIER, Guillermo Meléndez. Efectos benéficos y deletéreos del consumo de fructosa. Revista de Endocrinología y Nutrición, 2007, vol. 15, no 2, p. 67-74.

(17) SOLÍS, Viviana Esquivel; SALAS, Georgina Gómez. Implicaciones metabólicas del consumo excesivo de fructosa. Acta Médica Costarricense ISSN 0001-6012, 2009, vol. 49, no 4.

(18) DURÁN AGÜERO, S.; CARRASCO PIÑA, E.; ARAYA PÉREZ, M. Alimentación y diabetes. Nutrición hospitalaria, 2012, vol. 27, no 4, p. 1031-1036.

(19) VISQUERT FAS, M. Influencia de las condiciones térmicas en la calidad de la miel. Universitat Politècnica de València, 2015.

(20) HORWITZ, D. L., MCLANE, M., & KOBE, P. (1988). Response to single dose of aspartame or saccharin by NIDDM patients. Diabetes care, 11(3), 230-234.

(21) RADHOLM, K., KALIN, K., WENNBERG, M., WOODWARD, M., BÄCKHED, F., & ROLANDSSON, O. (2018). Saccharin Does Not Affect Insulin Resistance in 14 Overweight Adults without Diabetes.

(22) PUROHIT, V., & MISHRA, S. (2018). The truth about artificial sweeteners–Are they good for diabetics?

(23) CHOUDHARY, A. K. (2018). Aspartame: Should Individuals with Type II Diabetes be Taking it?. Current diabetes reviews14(4), 350-362.

(24) U.S. FOOD AND DRUG ADMINISTRATION. Additional Information about High-Intensity Sweeteners Permitted for Use in Food in the United States [online]. Available from <https://www.fda.gov/Food/IngredientsPackagingLabeling/FoodAdditivesIngredients/ucm397725.htm#Saccharin>.

(25)  BUDAVARI, S., ed. (1989). «861. Aspartame». The Merck Index (11th edición). Rahway, NJ: Merck & Co. p. 859. ISBN 978-0-911910-28-5

4 comentarios en “¿Cuál es el mejor edulcorante para diabéticos?

  1. Pedro
    4 septiembre, 2018
    Responder

    Bastante instructivo, pero que hay de la tagatosa, está considerado como el 2 mejor edulcorante después de la stevia y además es probiótico. En mi asociación se utiliza bastante. Parece que falta información real de todo los edulcorantes que hay en el mercado.

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      5 septiembre, 2018
      Responder

      ¡Hola Pedro!

      Ya está añadida, estábamos a la espera de recibir un estudio para completar su apartado y poder añadirlo a las referencias. Mientras tanto, queríamos ir publicando el artículo lo antes posible para ir ayudando. Ya tienes la tagatosa en la lista 😉

      ¡Un saludo!

  2. isabel romero
    6 septiembre, 2018
    Responder

    Para mi opinión la stevia no endulza nada para que enduce un café tiene que echar en bote entero yo no tomo azúcar y sale caro

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      6 septiembre, 2018
      Responder

      ¡Hola Isabel!

      ¿De cuál usas? Con la que tenemos en casa para el café, basta con 2-3 gotitas.

      ¡Un saludo!

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *