Miel y diabetes

Miel y diabetes: ¿Es la miel apta para diabéticos?

A veces me preguntáis por la miel y la diabetes, así que vamos a aclarar un poquito el tema. ¿Puede un diabético comer miel? Es un no rotundo, ¿o hay matices? Vamos a verlo 🙂

Composición de la miel

La miel de abeja es un producto dulce, de consistencia cremosa y pegajosa. Una cucharada de miel común suele tener unos 15 gramos de hidratos de carbono y 60kcal, que además son calorías vacías, sin ningún tipo de aporte nutricional más allá del energético, como pasa con el azúcar.

La composición de la miel cambiará ligeramente según el tipo de miel y su procedencia, pero por lo general la miel contiene:

  • 18% agua
  • 38% fructosa
  • 31% glucosa
  • 1% sacarosa

Como veis, la miel es puro azúcar. Tanto la fructosa como la glucosa son azúcares simples, con lo que pasan directamente al torrente sanguíneo, subiendo así los niveles de azúcar en sangre. Por tanto la miel no es un alimento recomendado para diabéticos, más bien lo contrario.

Propiedades de la miel de abeja

A veces veo en alguna web que sustituyen el azúcar de una receta por la miel, y directamente le ponen la etiqueta de “saludable” por no llevar azúcar. Vamos a ver esto un poco más a fondo.

Es verdad que la miel endulza más que el azúcar, pero las cantidades que se necesitan en los postres siguen siendo muy grandes, y eso hace que no nos libremos del peor lado de la miel: las calorías.

La miel de abeja es un producto hipercalórico, es decir, con una cantidad de calorías increíble – incluso más que el azúcar. Esto hace que favorezca el desarrollo de enfermedades como el sobrepeso o las enfermedades del corazón, derivadas de una ingesta excesiva de calorías, y que se ven agraviadas por la diabetes.

  • 1 cucharada de azúcar: 49kcal / 13gr HC
  • 1 cucharada de miel: 68kcal / 17gr HC

Es verdad que la miel tiene vitaminas y antioxidantes, con lo que por lo menos sus calorías no están tan vacías como las del azúcar, pero eso no hace que sea un alimento saludable que podamos consumir sin medida – además, las cantidades de vitaminas son muy bajitas.

¿Puede comer miel un diabético?

Según nuestra endocrina, la Dra. Jugo, la respuesta es muy simple: no. No obstante, nos comenta, también que hay casos en los que es posible su consumo:

  1. Dentro de una dieta sana y equilibrada, podremos tomar miel en cantidades pequeñas y de manera muy muy esporádica. La miel nunca debe ser algo que se consuma con frecuencia en la dieta de un diabético, de hecho es preferible evitarla siempre que sea posible – y acompañada de algún alimento con fibra, que retrase la absorción del azúcar. ¿Por qué hacemos este matiz? Porque si vamos a un restaurante, por ejemplo, y pedimos un postre que lleva un chorrito fino de miel, nos lo podemos comer sin problema, pero no podemos acostumbrarnos a incluirla en nuestra dieta. Solo para casos excepcionales y muy puntuales.
  2. En caso de hipoglucemia. La hipoglucemia es una situación que se da cuando nuestros niveles de glucosa en sangre están por debajo de lo normal – lo que llamamos “el bajón” de azúcar. En estos casos, se puede recurrir a una pequeña cantidad de miel que servirá para equilibrar nuestros niveles de azúcar, gracias a sus azúcares de acción rápida. De nuevo, es solo una excepcionalidad.

Miel y diabetes - Dulces Diabéticos

Si hacemos caso a la Asociación Americana de Diabetes, que se basa en estudios científicos y ensayos también de carácter científico, “una persona con diabetes no debería consumir más del 10% de azúcar del total de calorías totales a consumir en un día, dentro del contexto de una dieta equilibrada, la práctica de ejercicio físico y el control metabólico regular“. Es decir, que si consumimos unas 2.000 kcal diarias podríamos tomar unas 3 cucharadas rasas de miel natural (sin azúcares añadidos) en ese día. Y nada más, nada más con azúcar.

También es importante saber que la cantidad permitida de azúcares, miel y otros en nuestra dieta depende de cada persona, de su estilo de vida y sus necesidades concretas. Por eso, lo mejor que podemos hacer es consultar con nuestro endocrino sobre la cantidad permitida en nuestro tratamiento.

Personalmente, y como persona que ha estudiado nutrición, considero que el consumo de miel debería limitarse tanto si somos diabéticos como si no, pero que no hay que torturarse mentalmente si ocasionalmente tomamos una cantidad pequeña de miel. Yo, por ejemplo, solo tomo miel cuando estoy muy malita de la garganta, con un poco de limón 😉

¿Existe la miel sin azúcar?

Sería la solución, ¿no? Desgraciadamente, creo que no existe la miel sin azúcar (o por lo menos yo no la he encontrado). En varias tiendas online he visto que se venden sucedáneos, imitación de miel y cosas así, pero cuando entramos a ver la composición de estos productos vemos que no es oro todo lo que reluce.

Por ejemplo, en Santiveri vi lo que ellos llaman “Miel sin azúcar para diabéticos”, que a mí me parece que muy para diabéticos no es porque está hecha a base de fructosa, que afecta como decíamos a nuestro nivel de azúcar en sangre.

Si encontráis algún producto que diga ser miel sin azúcar, mirad siempre bien la etiqueta y su composición, porque podrían estar dándonos véte a saber qué. Y si necesitáis ayuda o queréis compartir con todos lo que hayáis encontrado, pasadme un enlace en los comentarios y lo miramos 🙂

Mi padre siempre dice que para hacer miel sin azúcar apta para diabéticos solo habría que usar abejas diabéticas, pero no sé yo si eso funciona así… 😉

18 comments for “Miel y diabetes: ¿Es la miel apta para diabéticos?

  1. Jacqueline
    16 enero, 2018
    Responder

    Muy bueno el informe, no soy Diabetica pero tengo Hiperinsulinemia, me gusta la granola que la hago en casa y he sustituido la miel por Jarabe de Agave o Nectar de Coco y consegui una buena sustitucion.
    Mi consulta es : Estos dos ingredientes, elevan la glucosa en sangre?
    Desde ya muchas gracias

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      16 enero, 2018
      Responder

      ¡Hola Jacqueline!

      Todo en exceso es malo, pero es verdad que hay cosas peores que otras. El sirope de ágave tiene muchos carbohidratos que suben la glucosa en sangre (unos 80-90gr de cada 100, que es muchísimo), por lo que no lo recomendamos mucho. El coco, en cambio, tiene 15gr de cada 100, que está bastante bien, es un índice glicémico bajo. Si me tengo que quedar con uno de los dos que propones, me quedo con el néctar de coco 🙂

      ¡Un abrazo!

  2. Adriana adrigedell
    18 enero, 2018
    Responder

    Muy buena informacion leyendo veo q el coco tiene muy bajo índice entonces el azúcar de coco puede utilizar los diabéticos

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      18 enero, 2018
      Responder

      ¡Hola Adriana!

      Tiene pocos hidratos de carbono, pero como todas las frutas tiene fructosa. Para que te hagas una idea, es mejor que el sirope de ágave, pero peor que la stevia o la sucralosa 🙂

      ¡Un saludo, y que pases un buen día!

  3. Lourdes
    25 enero, 2018
    Responder

    Hola, me uno a vosotros. Tengo diabetes tipo 2 recién diagnosticada😅, espero aprender a cuidarme. Soyyyy más q golosa…..comilona😉

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      26 enero, 2018
      Responder

      ¡Hola Lourdes!

      Has venido al lugar adecuado, y además vienes con lo más importante, que es la buena actitud y predisposición por mejorar tu salud 🙂

      ¡Nos vemos!

  4. Maria Laura Barcia
    30 enero, 2018
    Responder

    Hola soy diabética tipo 2 y me cuido mucho en la alimentación,,pero hay veces que me canso de comer siempre lo mismo,,muy interesante vuestra página y me ha ayudado mucho!!!

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      31 enero, 2018
      Responder

      ¡Hola Maria Laura!

      Bienvenida y gracias por comentar 🙂

      Si necesitas cualquier cosita, aquí estamos!

      ¡Un abrazo!

  5. Juan Albino
    15 marzo, 2018
    Responder

    Con todo respeto,el diabetico DEBE consumir miel todos los dias,moderadamente.

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      16 marzo, 2018
      Responder

      Hola Juan Albino,

      No es cierto, un consumo constante de miel puede alterar los niveles de glucosa y empeorar nuestra salud. ¿Puedes compartirnos algún estudio científico donde se exponga lo contrario?

      ¡Saludos!

  6. Nicolas Guarise
    10 abril, 2018
    Responder

    BUENAS, QUERIA SABER SI EL EXTRACTO DE MALTA PUEDE SER CONSUMIDO POR UN DIABETICO O ES SIMILAR AL CASO DE SIROPE DE ÁGAVE? MUCHAS GRACIAS

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      11 abril, 2018
      Responder

      ¡Hola Nicolas!

      El extracto de malta es rico en carbohidratos y azúcares, así que hay que moderar su consumo. No obstante, como normalmente se usa poco, puedes consumirlo sin problema, pero con moderación 🙂

      ¡Saludos!

  7. Ilse Bartels L.
    13 mayo, 2018
    Responder

    Hola, Noelia. Muy interesante y completo tu informe sobre la miel y la diabetes. Soy una persona con un infarto complicaciones colaterales como la diabetes. Te hago una consulta puntual: entre estevia, sucralosa y splenda, cual es el menos peor😉☕ gracias
    Ilse

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      13 mayo, 2018
      Responder

      ¡Hola Ilse!

      “Lo menos peor” 😉

      Pues depende de la cantidad que tomes, cada cuánto, y el formato. Lo más saludable de entre esas tres opciones es la stevia, siempre y cuando sea natural (en hoja seca o líquida pura). La sucralosa, splenda y otras stevias procesadas no son perjudiciales cuando se toman con moderación (es peor la sacarina, por ejemplo).

      ¡Un saludo!

  8. Ivonne
    18 mayo, 2018
    Responder

    Podría eventualmente diluir en un jarro de 2 litros de té verde una cucharada de miel para que el sabor no sea tan fuerte? Y de esa manera reemplazar la leche o el café con azúcar. Diabética recién diagnosticada

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      20 mayo, 2018
      Responder

      ¡Hola Ivonne!

      Puedes, pero endulzará poquito. Yo de ti, le pondría un poquito de stevia o sucralosa en polvo 🙂

      De todas formas, todo es acostumbrarse… Yo llevo ya muchos años tomando infusiones sin azúcar y al final el paladar se acostumbra 😛

      ¡Un abrazo!

  9. Claudia Quintero
    5 junio, 2018
    Responder

    Excelente información ! Muchas gracias. . Saludos

    • Noelia Herrero
      Noelia Herrero
      5 junio, 2018
      Responder

      A ti guapa :-*

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *