La receta de hoy es un pan proteico bajo en hidratos de carbono, sin harina y muy fácil de hacer. Apto para diabéticos y celíacos.

Hace ya tiempo que tenía pendiente ponerme a hacer algún tipo de pan. Nunca he sido muy panarra y no suelo hacer panes, pero reconozco que no hay cosa que me guste más que el olor a pan recién hecho. Ese olor que impregna toda la casa, que huele a cálido, a hogar, que es reconfortante y que llena todos los rinconcitos de tu cuerpo… Me encanta ♥

Además, me habéis pedido panes un montón de veces, y soy consciente de que me tengo que poner las pilas porque no hay muchas recetas en el blog (dentro de 2 años seguro que ha cambiado la cosa, porque me voy a poner en serio). Y claro, con el tema de la diabetes, el pan… son hidratos a cascoporro. Por eso no he querido publicar cualquier receta antes, estas cosas necesito mirármelas con tiempo para poder daros lo mejor (dentro de mis posibilidades). ¿Cómo hago entonces un pan sin hidratos de carbono?

Pues dándole muchas vueltas, acabé haciendo este pan. Yo he hecho 5 panecillos con él porque reduce el tiempo de horneado, y porque me gusta más para comerlos. Podéis hacer una sola hogaza de pan sin problema, pero tened en cuenta que necesitará más tiempo en el horno (1h aprox).

¿Es un pan sin hidratos de carbono?

Es muy difícil hacer un pan sin hidratos de carbono, aunque no usemos ningún tipo de harina, porque bueno, el resto de ingredientes pueden tener un poquito. Eso sí, os prometo que tiene una cantidad muchísimo menor que el pan convencional.

Como veréis en la información nutricional, se trata de un pan con un alto contenido en proteínas y bajo en hidratos de carbono. Es ideal para personas con diabetes, celíacas o que siguen dietas cetogénicas (keto).

  • Es un pan proteico, alto en proteínas
  • También es un pan bajo en hidratos de carbono (que no sin hidratos)
  • Es fácil y rápido de hacer
  • No hace falta tiempo de levado (eso que te ahorras)

Sabor y textura de este pan proteico

En cuanto a sabor y textura, os diré que no es el mismo que el del pan, pero está muy rico. El sabor está determinado por el queso y las semillas (el toque de huevo es muy suave en el sabor). En cuanto a la textura, por fuera queda crujiente, como la corteza de cualquier pan, la miga es esponjosa pero sí que es un pelín más húmeda (aquí no se engaña a nadie). No obstante, teniendo en cuenta lo bueno que sale y lo bueno que es nutricionalmente… yo de vosotros le daría una oportunidad 😉

Pan proteico esponjoso

Al ser tan neutro, queda genial tanto con ingredientes salados como dulces. A mí me parece una opción buenísima para desayunar, con un poquito de mermelada, queso fresco o aguacate. También podéis comerlo acompañando una comida, y os puede servir si estáis intentando reducir los hidratos de vuestra dieta pero estáis muy acostumbrados a comer pan.

Noelia… ¿esos ingredientes qué son?

Es posible que, cuando veáis la lista de ingredientes, haya un par que os suenen a chino (el resto son muy comunes). No pasa nada, yo os explico lo que son y dónde encontrarlos, que es bien fácil.

El psyllium, o psilio, es la semilla de una planta que, cuando la mezclamos con agua, se compacta y forma una especie de gel. En el pan proteico de hoy, aportará textura y volumen. Además, va muy bien para las dietas de personas que quieren adelgazar, porque al absorber el líquido en nuestros intestinos, nos ayuda a evacuar más fácilmente.

Yo lo he comprado en una tienda de productos ecológicos, aunque también hay en herboristerías y en un montón de tiendas online.

Comprar cáscaras de psyllium en Amazon

En cuanto a la chía, es una planta originaria de México, muy usada en Latinoamérica y cada vez más usada también en Europa. Contiene calcio, antioxidantes, vitaminas, Omega 3, proteínas, potasio… y además, su alto contenido en fibra también la hace ideal para combatir el estreñimiento y ayudarnos a prevenir picos de glucosa en sangre. En nuestro pan, dará volumen al hincharse.

Espero que os guste la receta, ¡y a ver si voy haciendo más panes! 🙂

Información Nutricional

Cada panecillo/porción de este pan proteico de 80gr contiene:

  • 246,2 kcal
  • 2,1gr HC
  • 10,8gr proteínas
  • 9,52gr fibra

Para que apreciéis la diferencia, un panecillo de 80gr de pan blanco contiene unos 40gr de hidratos de carbono. Ahí es ná.

INSTRUCCIONES

En un bol, ponemos todos los ingredientes secos: las cáscaras de psyllium, las semillas de chía, las semillas de lino, la levadura y la sal. Mezclamos bien.

Añadimos los huevos y el queso crema, y amasamos con cariño. Podéis empezar a integrarlo con una espátula y luego pasar a amasar con las manos. Yo he amasado desde el principio con el gancho de la kitchenaid a velocidad 2-4.

Cuando lo tengamos bien amasado, tendremos una masa compacta y pegajosa. La dividimos en 5 bolas de unos 80gr cada una.

Amasamos un poquito más cada bola y las colocamos en una bandeja para horno forrada con papel sulfurizado.

Con el horno previamente precalentado, horneamos nuestros panecillos proteicos durante 30min a 180º.

Dejamos enfriar sobre una rejilla durante 15min, ¡y listos!

Pan proteico sin harina

Valoración de la receta

( 2 Votos )

INGREDIENTES