Los pastelitos de mousse de frambuesa sin azúcar que os traigo hoy, os van a encantar. Son ligeros, suaves, saludables… ¡y están riquísimos! ♥

Últimamente estoy disfrutando bastante de este formato, así individual, de mis postres. Estoy muy acostumbrada a hacer tartas o postres más grandes, para compartir, y ahora que me ha dado por hacer pastelitos, los miro y me parecen monísimos. No se tarda mucho más en preparar que una tarta, y quedan muy bonitos para servir si vienen invitados a casa (o si los vas regalando por ahí, como yo).

Mousse de frambuesa sin azucar

Además, estos pastelitos de mousse de frambuesa quedan especialmente bonitos por el color natural que tienen. No, no llevan colorante, ese precioso color rosa es de las frambuesas. Me encanta cuando las cosas naturales quedan tan bonitas, ¿a vosotros no?

Tienen una textura de mousse increíble, muy suave, se deshace en el paladar… Y de sabor quedan muy suaves, la mezcla entre todos los ingredientes es de las mejores que me han salido. Tienen el punto ideal de dulzor y un sabor a frambuesa delicado y muy bien equilibrado.

Mousse de frambuesas sin azucar

Son súper ligeros, y la base es mucho más saludable que la de otros pastelitos o tartas. Ahora que lo pienso, les he llamado «pastelitos», pero son mini tartas de frambuesa jajajaja, lo que hace el cansancio 😛

Si queréis que sean aún más ligeritos, podéis prescindir de la base y restar así unas cuantas calorías e hidratos de carbono, poniendo la mousse directamente en vasitos, y comiéndola con cucharita como si fuera un yogur. En la info nutricional os dejo cómo quedaría también sin base.

Mousse de frambuesas sin azucar

 

 

De hecho, con la misma masa podéis jugar y hacer una mousse de frambuesa sin azúcar a vuestro gusto:

  • En formato pastelitos individuales, como yo
  • Poniendo toda la base y toda la mousse en un molde para tartas
  • En vasitos, con la base algo desmenuzada y  la mousse encima
  • En copas, sólo la mousse, sin base
  • Etc

¡No me diréis que no tenéis opciones! Os dejo con la receta, espero que os guste, a mí me han encantado 🙂

Información Nutricional

Cada uno de estos pastelitos de mousse de frambuesa sin azúcar (70gr aprox) contiene:

  • 150 kcal
  • 8,1gr HC

Si los hacemos sin base, entonces saldrán 8 pastelitos de 50gr, y tendrán:

  • 61,4 kcal
  • 2,1gr HC

INSTRUCCIONES

Trituramos las galletas junto con los copos de avena, las mezclamos con el aceite de coco, el cacao y la mantequilla fundida, y cubrimos la base de nuestros moldes, ayudándonos con una lengua de gato o espátula para que quede bien compacto. Yo he usado moldes para cupcakes que he forrado con unos papelitos para magdalenas. Reservamos en la nevera.

En un cazo a fuego medio, cocinamos las frambuesas (lavadas) hasta conseguir una especie de coulis. Lo colamos y reservamos un momento.

Calentamos la leche (20ml) al microondas y derretimos en ella la gelatina previamente hidratada en agua fría. Lo añadimos al coulis de frambuesa e integramos bien. Reservamos para que se atempere un poco.

En un bol, batimos el queso crema frío junto con la sucralosa. Añadimos el coulis de frambuesa y mezclamos bien.

Aparte, semimontamos la leche evaporada batiendo a velocidad alta, hasta que triplique su volumen, más o menos. La añadimos al bol de la mezcla anterior, integrándola con movimientos envolventes hechos con una espátula.

Repartimos la mezcla en los moldes, sobre la base, y llevamos a la nevera durante por lo menos 3 horas.

Servimos, ¡y listo!

Mousse ligera de frambuesa

Valoración de la receta

Aún sin Valorar

INGREDIENTES