Si estás que te mueres de calor, te van a encantar estos polos de fresa y yogur griego sin azúcar. Facilísimos de preparar, riquísimos y saludables ♥

Estamos ya en pleno agosto, y no sé vosotros pero yo me estoy asando. Estoy todo el día debajo del aire acondicionado, dándome con un abanico, bebiendo agua o infusiones fresquitas… ¡qué calor hace! Recordad que hay que hidratarse muy bien, bebed más agua que de costumbre 😉

En estos meses, siempre recibo mensajes de personas que están en Suramérica, donde hace frío (o no tanto calor, vaya), y me dan envidia! Aparte de por unos paisajes que te mueres, que también. A todos los que estéis por allí, un abrazo bien fuerte y a preparar helados igualmente (yo me los como hasta en invierno debajo de la manta).

Polos de fresa y yogur griego light

En fin, a lo que iba, que aquí en Barcelona hace un calor y una humedad de tres pares de demonios. Los días que está nubladillo, hasta se agradece. Mirad que a mí no me gusta la lluvia, y en verano me alegro cuando llueve porque luego se está más fresquito.

Total, que en verano siempre me apetecen helados, así que todos los años hago helados o polos bastante a menudo por estas fechas. Los de hoy mezclan dos cosas ligeritas y que me encantan: las fresas y el yogur griego.

Ver más helados sin azúcar

Como veréis, son rematadamente fáciles de hacer. Para hacer estos polos de fresa y yogur no vais a necesitar heladera, sólo un poco de sitio en el congelador, y listos.

Al usar yogur griego 0%, queda una textura muy cremosa y suave, ligera, sin empalagar. De sabor están buenísimos, me ha recordado un poco a los petit suisse de toda la vida. Si no tenéis yogur griego, podéis usar yogur normal bien batido, siempre sin azúcar.

Truquillo: para guardarlos en el congelador, si os ocupa mucho el molde podéis desmoldarlos y envolverlos con papel de horno.

Espero que os gusten, a mí me han encantado 🙂

Información Nutricional

Cada uno de estos polos de fresa y yogur contiene:

  • 19,8 kcal
  • 3,02gr HC

Como veis, son unos helados muy bajos en calorías, sin grasas y bajos en hidratos de carbono. Una opción ideal para refrescarse en verano 😉

INSTRUCCIONES

Lavamos las fresas, les quitamos el rabito y las troceamos.

Trituramos con la batidora de brazo hasta conseguir un puré lo más fino posible y lo colamos para que no se noten las pepitas.

Añadimos el yogur griego, ligeramente batido (podemos hacerlo con una cuchara en el mismo envase del yogur) para que no tenga grumos, y mezclamos con el puré de las fresas. Podemos mezclarlo del todo, o bien mezclarlo "a medias" para que se vean degradados de color, como lo he hecho yo. Si queréis añadir algo de edulcorante (al gusto), es el momento.

Polos de fresa y yogur griego light - 1

Repartimos la mezcla de nuestros polos de fresa y yogur griego en moldes para helados y llevamos al congelador durante 4h (o toda la noche).

Polos de fresa y yogur griego light - 2

Desmoldamos con cuidado, ¡y listo!

Polos de fresa y yogur

Valoración de la receta

( 1 Voto )

INGREDIENTES