La receta de hoy son unos riquísimos cannoli sicilianos sin azúcar, un dulce típico Siciliano que consiste en una masa enrollada, rellena de queso ricota dulce en su versión tradicional.

Hace unos días, mi compañera Giorgia (que es siciliana) trajo al trabajo unos cannoli con una pinta para morirse. Inmediatamente me transporté a Sicilia, porque los descubrí cuando estuve allí y me encantaron. Tuve esa sensación que tienes cuando hace muchísimo que no comes alguna cosa porque es de otro sitio, y lo pruebas y parece que estés viajando. Sí señores, ¡se puede viajar a través de los sabores! Total, que pensé, “yo tengo que hacer cannoli sin azúcar como sea“.

Como no había hecho cannoli en mi vida, y quería hacerlos bien, le pedí a Giorgia la receta tradicional, la italiana, para hacerlos yo en casa. En esta receta tradicional de cannoli sicialianos (o cannolo si es uno solo), la masa va frita, y el relleno lleva un montón de azúcar. Claro está, pensé, yo no puedo hacer eso o tendremos un postre frito (poco sano), lleno de azúcar y calorías. Es decir, que había que adaptarlo para dietas más light como las de los diabéticos.

Versión saludable de los cannoli sicilianos

Ni corta ni perezosa, me dispuse a adaptar la receta de toda la vida, y he preparado unos cannoli saludables al horno para chuparse los dedos, sin azúcar, y que nada tienen que envidiar a la versión tradicional. Para que os hagáis una idea de si salieron ricos, solo os diré que los traje al trabajo, los dejé en una mesa, fui a decírselo a Giorgia (que tenía que ser la catadora oficial, obviamente), y cuando llegamos a la mesa ya no quedaba ni uno – ¡y no habían pasado ni 3 minutos!

A pesar de no haber frito la masa, ha quedado muy crujientita, que es como son los cannoli, y el relleno de ricota espectacular. Imagínate: muerdes una masa crujiente y te explota el relleno cremoso en la boca. ¡Ay, qué pena no tener uno ahora mismo! Por supuesto, los volveré a hacer, y esta vez pienso hacer que Giorgia tenga el pase VIP para probarlos (ya os contaré qué opina).

Relleno de los cannoli

Los cannoli se rellenan en la receta italiana con una crema hecha a base de ricota y azúcar (que obviamente hemos sustituido por un edulcorante). ¿Y ya está? Sí, ya está! Es una receta sencilla pero muy especial, precisamente por ese contraste de texturas que os comentaba antes.

Eso sí, que el relleno tradicional sea de ricota no quiere decir que no podamos hacer otros rellenos, de hecho en muchos sitios lo hacen, por eso de tener variedad. Os doy algunas ideas de rellenos que podéis hacer para cannoli:

  • Crema pastelera
  • Ganache de chocolate
  • Nata montada
  • Crema de cualquier queso crema
  • Crema de zanahoria o calabaza (me pirran)

Ah por cierto, la ricotta es lo mismo que el requesón o el mató, son maneras distintas de llamar al mismo producto.

Información nutricional

Cada cannoli sin azúcar contiene:

  • 126,92 kcal
  • 6,86gr HC

INSTRUCCIONES

Antes de nada, pondremos la ricotta sobre un tamiz dentro de un bol, y la dejaremos escurriendo. Si es fresca, sacará más agua que si es del súper.

En otro bol, tamizamos la harina y la mezclamos con la sal, la canela, el café, el cacao y la stevia (los ingredientes secos, vaya).

Cannoli sicilianos sin azucar - 1

Batimos el huevo y lo mezclamos con la mantequilla fundida. Añadimos esta mezcla al bol de la harina en hilo, poco a poco, mezclando con las manos. Si queda demasiado seca, añadiremos un poco de agua o vinagre (en la receta original es vinagre, pero como no me gusta le pongo agua). La masa debe quedar suave y elástica, pero consistente, más consistente que la de un pan.

Amasamos durante unos 5 minutos hasta que quede bien suave, la envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera.

Recuperamos la ricotta que teníamos escurriendo, la pasamos por el tamiz haciendo presión, y la mezclamos con la stevia. Tiene que quedar una textura cremosa, si no te pasa por el tamiz (porque cuesta), bátela con las varillas. Guardamos este relleno en la nevera mientras seguimos con la masa.

Sacamos la bola de masa de la nevera, y la estiramos con el rodillo hasta que quede de unos 1-2mm de grosor. Aquí vamos a hacer brazos, porque la masa está bien dura :) Cortamos los trozos para cada cannoli con un cortador de unos 9cm de diámetro, estirando un poco la masa para que quede ovalada.

Cannoli sicilianos sin azucar - 2

Enrollamos cada óvalo sobre los moldes para canelones metálicos (yo uso éstos), pegando los extremos uno encima del otro con unas gotitas de agua.

Cannoli sicilianos sin azucar - 3

Horneamos los cannoli a 180º, con el horno previamente precalentado, y durante 12-13min. Para seguir haciendo más tandas (porque no sé cuántos moldes tendrás), te recomiendo hacer lo siguiente: con los guantes del horno puestos, empujas y sacas el cannoli - sale bien. Tiras los moldes (que estarán ardiendo) en un cuenco con agua fría. Los secas, y ya puedes hacer otra tanda ;)

Una vez tengamos todos los cannoli hechos, ponemos el relleno de ricotta en una manga pastelera, y los rellenamos.

Cannoli sicilianos sin azucar - 4

Decoramos con unas frutitas, como frambuesas y arándanos, un poquito de azúcar glass sin azúcar, ¡y listo!

Cannoli saludables sin azúcar

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES