¡Hola, dulces personitas!

La mousse de café sin azúcar que os voy a enseñar a preparar hoy… ¡os va a encantar! Está tan rica y es tan ligerita que no va a haber paladar que se le resista 😉

Si sois amantes del café, no sé a qué esperais para prepararla, pero si no lo sois, dejadme deciros que tiene muchos números de que también os guste. Yo no suelo tomar café casi nunca, y cuando lo tomo es con leche, pero tengo que confesar que esta mousse me ha gustado y mucho.

Los postres fríos suelen ser más apetecibles en verano, sí, pero también ayudan a dejar la boca más fresca después de una comida copiosa (como por ejemplo las de Navidad, que vienen pronto). De hecho, si tenéis invitados a comer o cenar a casa durante estas fiestas, os recomiendo que preparéis unas cuantas mousses de café el día antes y les sorprendáis con un postre delicado y con una textura impresionante.

Yo además es que no me he podido resistir, porque hoy he abierto un paquete de café molido de la marca Cafés Record para hacerle una cafeterita a mi abuela (nosotros normalmente consumimos café en cápsulas), y es que el olor a café… puf. Éste en concreto, ha sido abrirlo y oler a café recién molido, y se me ha antojado la mousse.

La mousse de café es un postre muuuy fácil de preparar, pero eso sí, hay que ponerse bien. Lo digo especialmente por el batido: la mezcla de café, la nata, las claras. Tienen que estar suuuuuper bien batidas, con energía (o varillas eléctricas), asegurándonos de que la mezcla tiene muchas burbujitas, y la nata y las claras están súper bien montadas. Esto hará que la textura sea la idónea, esa textura de mousse que sólo de pensarlo hace que se nos haga la boca agua, ésa, que no queremos que luego quede líquida o a trozos 😉

mousse-de-cafe-sin-azucar-zoom

 

Es un postre que no es muy light por llevar huevo, que es bastante calórico, pero reducimos al usar nata baja en grasa y no utilizar nada de azúcar, y es bajo en hidratos de carbono.

Os voy dejando ya con la receta, ¡que seguro que lo estáis deseando!

Información Nutricional

Cada copa/ración de mousse de café, tiene:

  • 276,86 kcal
  • 2,56gr HC

INSTRUCCIONES

Separamos las claras de las yemas, reservamos las claras, y batimos las yemas en un bol junto con la stevia. Ponemos las yemas en un cazo a fuego medio junto con el café ya preparado, y vamos removiendo para evitar que se cuajen los huevos o que nos salgan grumos. Una vez tengamos una mezcla bien homogénea, cremosita, apartamos del fuego y dejamos enfriar. Lo tendremos en total unos 5 minutos al fuego, para que se cocinen los huevos.

En un bol, montamos la nata bien fría, o bien batiendo con varillas o con unas varillas eléctricas. Yo os recomiendo usar la eléctrica si no queréis que se os acabe cayendo el brazo, porque además con la eléctrica acabaremos en unos 5 minutillos.

Batimos mucho la mezcla de café, que estará ya templada-fría, para que tenga muchas burbujitas y esa textura de mousse que os comentaba. La añadimos al bol de la nata montada con una espátula y movimientos envolventes para no romper las burbujas y que no baje.

mousse-de-cafe-sin-azucar-1

Montamos las claras de huevo (MUY bien montadas) y las añadimos al bol de la misma manera, con movimientos de fuera hacia dentro. La mezcla quedará espumosa, con muchas burbujitas repartidas por igual por toda la mezcla.

Servimos en copas, vasos o los recipientes que queráis usar, y a la nevera. Por lo menos tiene que estar 6 horas para que cuaje bien, pero siempre es mejor dejarlo de un día para otro.

mousse-de-cafe-sin-azucar-2

¡Y listo! También podemos decorar con un poco de chocolate. Yo lo que he hecho es fundir en el micro un poco de chocolate, hacer garabatos sobre papel de horno, y guardarlo en la nevera para que se solidificara. Luego lo clavamos en la mousse, ¡y voilà! Esto además me encanta porque luego al comer lo vamos rompiendo con la cuchara y le da un toque muy rico a la mousse.

mousse-de-cafe-sin-azucar-decoracion

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES