Hoy haremos una deliciosa mousse de fresa sin azúcar que nos ha enviado nuestra lectora y seguidora Maria. A mí personalmente me encantan las fresas, así que con estas recetas ¡me vuelvo loca!

Lo que más me gusta de esta mousse de fresa es que es muy versátil, y la podemos hacer como pastel/tarta o en vasitos. Simplemente haremos la misma mezcla de fresa, pero no haremos la base de galleta y pondremos la mezcla en una copa.

Además, las mousses son postres ligeros que apetecen siempre, y más en esta versión light.

¡Vamos con la receta, ya veréis qué rico! 😀

Si os gustan nuestras recetas, ¡recordad compartirlas! 🙂

INSTRUCCIONES

Trituramos todo el paquete de galletas, con la picadora, el mortero, o lo que mejor nos vaya.

Ponemos los 100 gramos de mantequilla en el microondas unos segundos, hasta que se derrita. Mezclamos las galletas trituradas y la mantequilla. Una vez mezclados lo aplastamos con una cuchara sobre el molde y reservamos en el frigorífico.

Para preparar la mousse, pasamos por la batidora las fresas y luego añadimos 50 gramos de queso fresco batido.

Lo calentamos a a fuego lento dos minutos sin que llegue a hervir e incorporamos la gelatina para que se disuelva.

Una vez disuelta la gelatina añadimos el queso fresco restante y la stevia, y lo integramos bien. Retiramos del fuego y reservamos.

En un bol, batimos las claras a punto de nieve y las añadimos a la mezcla anterior con movimientos envolventes, para que quede bien esponjoso.

Ponemos la mezcla encima de la base de galletas, y lo introducimos en la nevera un mínimo de 4 horas.

 ¡Ya lo tenemos! Ahora sólo nos queda disfrutarlo con quien más nos apetezca, bon apétit! :)

mousse de fresa sin azúcar

INGREDIENTES