¡Hola chic@s!

Hoy hablaremos de un clásico postre de los hogares españoles, las peras al vino tinto, pero antes de empezar con la receta vamos a ver qué curiosidades y beneficios tiene esta rica fruta en la diabetes. 😛

Se cree históricamente que la pera es de la frutas cultivadas más antiguas del mundo. Tiene una larga trayectoria en la humanidad, hasta el punto de que se les apodó como “regalo de los dioses”. A diferencia de otras frutas, las peras tienen mayor vida de conservación y por esa razón los asiáticos las consideran como signos de inmortalidad. Por su gran vitalidad fue un perfecto objeto para ser observado y pintado por artistas famosos del arte europeo. Pocas frutas han tenido tanto impacto cultural en tantas partes del mundo.

Las peras proporcionan una serie de beneficios que pueden ayudar a las personas con diabetes. Tienen nutrientes anti-inflamatorios que son de gran valor en trastornos como la neuropatía diabética. Contienen alto contenido en fibra, lo que las hace útiles dentro de un plan de alimentación que ayuda a prevenir enfermedades gastrointestinales, metabólicas como la diabetes tipo II y enfermedades cardiovasculares. También se ha demostrado que pueden ayudar a prevenir el cáncer.

Además el vino tinto también es un gran aliado para las enfermedades de corazón.

peras-de-buena-mesa

La pera al vino tinto es una receta clásica, que se ha hecho desde siempre en  los hogares, tanto por la sencillez de su elaboración como por los simples ingredientes necesarios. Como todos los clásicos de la cocina tiene una ventaja, que si se ha hecho durante mucho tiempo será porque es una buena receta y gusta a la mayoría de la gente.

A pesar de su simplicidad es una receta con una presentación elegante, deliciosa y nada empalagosa, por lo que resultan perfectas como postre después de una comida copiosa.

Podemos emplear la clase de peras que más nos guste para realizar la receta y aprovechar las distintas variedades para hacer ligeras variaciones del postre, aunque conviene que las peras sean consistentes para que aguanten bien la cocción sin romperse.

El vino no es necesario que sea de mucha calidad, con un poco de vino tinto corriente de mesa ya nos sirve perfectamente.

Esta receta constituye una rica forma de enriquecer el sabor de la fruta y se recomienda como postre de una comida al mediodía.

Empezamos con la receta 😀

INSTRUCCIONES

Pon a hervir el vino tinto con medio litro de agua, el edulcorante y los palitos de canela.

Coloca las peras peladas en posición vertical en la cazuela y cúbrelas con el caldo.

Cuece las peras con el caldo a fuego lento durante 20 minutos.

Una vez que estén bien cubiertas y hechas, mételas en la nevera durante 1 hora. ¿ Habéis visto qué fácil y rápido es? Buen provechoooooo!!! 

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES