Si te gustan las cosas ricas pero no tienes tiempo, ¡se te acabaron las excusas! Este red velvet mug cake sin azúcar se hace en 5 minutos y está buenísimo ♥

Reconozco que soy más de hacer las cosas con calma y cariño, al horno o lo que haga falta, pero es verdad que a veces vamos peor de tiempo. Esta mañana por ejemplo, me apetecía desayunar algo distinto (entre semana suelo desayunar una mezcla de muesli con leche de soja), pero tenía que sacar a las perras, ponerme a trabajar… con lo que no tenía mucho tiempo.

Total, que tenía esta receta pensada de hace tiempo, y he decidido hacerla. Mezclarlo todo en un bol, rellenar, y al micro. 5 minutos, ¡no se tarda más! Y qué rico que queda, cómo he dado envidia en mis grupos de whatsapp, jijiji 😛

Red velvet cake en taza al microondas

Obviamente es muy similar a un red velvet cake normal, pero en este formato individual tan molón. Además, he revisado un poco los ingredientes para hacerlo más nutritivo y saludable (a ver si un día de estos reviso también la receta de la tarta, id mirando).

Quedan con una textura buenísima, esponjosa y algo húmeda, ¡y eso que no llevan huevo! Ah, y esa explosión líquida de queso y chocolate blanco dentro… buenísimo. El chocolate blanco es opcional, se puede hacer sólo con queso, pero le da un toque muy rico.

Red velvet mug cake relleno de queso

Los chips de chocolate blanco los he hecho yo misma sin azúcar, siempre tengo un par de botes en la nevera. Podéis ver cómo los hago en la receta de los chips de chocolate sin azúcar, aunque también podéis simplemente cortar trocitos y ponerlos.

Para controlar mejor las raciones, os dejo unas cantidades que dan para 2 tazas. Mis tazas son de té o café con leche (de tamaño), y no las he llenado hasta arriba. Es un bizcocho muy saciante gracias a la avena, yo no os recomiendo hacerlo más grande que eso.

¡Que aproveche! 🙂

Información Nutricional

Cada taza de red velvet cake (125gr aprox) contiene:

  • 283,5 kcal
  • 26,1gr HC

Sacian mucho, son ideales como desayuno para los días en los que necesitamos un extra de energía porque nos vamos a mover mucho. Para días normales o si necesitáis controlar más los hidratos, podéis usar 4 tazas de café en lugar de 2 de té, y así os quedarán raciones con la mitad de cantidad, más ajustaditas.

INSTRUCCIONES

En un bol, mezclamos los ingredientes secos: la harina de avena, el cacao, la sucralosa y la levadura.

Añadimos los ingredientes húmedos (la leche y la mantequilla fundida, o aceite de coco fundido), y lo integramos bien.

Añadimos el colorante rojo hasta conseguir el color que queramos, y mezclamos. Ojo, que si es líquido mejor no poner mucho, porque afectará a la consistencia del bizcocho.

En otro bol, batimos el queso crema con el edulcorante. Opcionalmente, añadimos unos chips o trocitos de chocolate blanco sin azúcar. Lo colocamos en el centro de la taza, cubriéndolo un poco por encima con la masa, con la ayuda de una cucharilla.

Cocinamos a máxima potencia al microondas durante 1-1:30min (yo lo he tenido 1 minuto y 20 segundos). Dejamos enfriar un poco para que el relleno no nos queme la lengua :-P

Servimos, ¡y listo!

Red velvet cake en taza

Valoración de la receta

( 1 Voto )

INGREDIENTES