Seguro que estáis leyendo el título y pensando, ¿pero qué dice ésta? ¿Rocas de chocolate blanco, curry y lima? ¿Curry? Sí amigos, hoy os traigo la receta que os hará triunfar estas fiestas.

En mi trabajo hoy hemos hecho una especie de Masterchef (sí, mi trabajo mola), y a mi equipo nos han tocado los postres – vaya suerte, me llega a tocar algo no dulce y la liamos. El caso es que uno de los postres eran roquitas, una especie de bombones crujientes de chocolate, cereales y frutos secos.

Mientras estábamos todos liados con los platos (5 postres, 10 personas en el equipo) a alguien se le ha ocurrido echarles curry. He escuchado, ¿les echamos un poco de curry? Al principio pensaba que lo decía en broma, pero luego he visto que no, que iba en serio. El resultado es una pasada, y quería compartirlo con vosotros.

Estas rocas de chocolate blanco son uno de esos postres estrella que vienen de fábula cuando tenemos visitas (como en Navidad), y queremos quedar bien pero no queremos estar mucho rato en la cocina, ni complicarnos. Son tremendamente fáciles de hacer y no dejarán indiferente a nadie.

Recordad que podéis echarle imaginación y hacerlas de lo que queráis, la base es muy sencilla y el límite lo ponéis vosotros. De hecho, después de hacer estas con curry, al llegar a casa he preparado unas de chocolate negro y pimienta… ya os contaré.

¿Os atrevéis? 🙂

Información Nutricional

Estas rocas de chocolate blanco sin azúcar contienen (1 unidad):

  • 54,7 kcal
  • 5,6gr HC

INSTRUCCIONES

Fundimos el chocolate blanco al baño maría, poniendo una olla con agua a hervir, y un cuenco de cristal encima. Cuando el agua rompa a hervir, bajamos el fuego, ponemos el chocolate y removemos sin parar para que no se queme. Si tenéis práctica, también podéis derretir el chocolate en el micro en golpes de 30s,

Echamos una pizca de curry y rallamos la pie de la lima, sin llegar a la parte blanca, mezclándolo bien con una espátula o lengua de gato.

Añadimos las almendras, los cereales y cualquier otro ingrediente que queramos poner para darle un toque crujiente. Mezclamos bien.

Ponemos papel de horno sobre una superficie plana, como la encimera, la mesa o una bandeja. Con la ayuda de una cuchara, vamos haciendo montoncitos de la mezcla que hemos preparado (no importa que queden irregulares, es parte de su gracia).

Roquitas de chocolate blanco curry y lima

Dejamos enfriar hasta que se endurezcan por completo, decoramos con un poquito más de piel de lima por encima, ¡y listo!

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES