Cuando llega el buen tiempo, nada como un postre bien fresquito. Hoy veremos cómo hacer sorbete de melón sin azúcar, una receta que junta dos cosas que me encantan: ¡los sorbetes y el melón!

Hay mil variedades de melón, ¡elegid la que más os guste! Bueno vale, a lo mejor no hay tantas, pero estaremos todos de acuerdo en que hay un montón de tipos de melón. A mí la verdad es que me gustan todos, pero en este caso me gustaría que entendiérais que el tipo de melón que escojamos es importante para nuestra diabetes, ya que hay variedades más dulces que otras. Desde el punto de vista nutricional, me quedo con el melón piel de sapo, el melón amarillo o el amargo, porque tienen menos cantidad de fructosa que el melón cantaloupe o galia (que son los que más me gustan, snif, snif). En esta receta veréis que yo he usado medio melón piel de sapo.

Hacer un sorbete de melón en condiciones es muy fácil, solo hay que ser paciente, así que no vale eso de “es que no sé cocinar, es que se me dan mal los postres…” ¡no hay excusa! Si tenéis heladera podéis meter la mezcla en ella para hacerlo más cómodamente y algo más cremoso, pero no hay ningún problema en hacerlo a mano.

Tened en cuenta que este sorbete de melón sin azúcar queda pues como un sorbete, no con la cremosidad de un helado. Si queréis que quede cremosito, os aconsejo añadir a la mezcla un vaso de leche desnatada y una clara de huevo montada. Son truquillos que va aprendiendo una con el tiempo, y así quedaría algo más similar a un helado de melón 🙂

He hecho este sorbete de melón varias veces ya, y en una de ellas, por error, descubrí que si se nos olvida remover lo suficiente y se queda una placa congelada (que no se parecerá en nada a un sorbete), lo que podemos hacer es añadir un poquito de agua, picar la placa en la picadora de hielo, ¡y voilà! Tendremos un rico granizado de melón sin azúcar. Es un poco trampa, pero os lo digo porque los humanos nos equivocamos, y así sabéis que si se nos olvida remover la mezcla a menudo podemos convertir el sorbete en un granizado 😉

Ah, y si os gustan los sorbetes no os podéis perder nuestro sorbete de manzana, el sorbete de limón o el sorbete de sandía.

Información Nutricional

Cada ración de dos bolas de sorbete de melón sin azúcar contiene:

  • 68,18 kcal
  • 9,74gr HC

INSTRUCCIONES

Pelamos y troceamos el melón, a poder ser en trozos pequeños. Lo guardamos en el congelador durante media hora.

Picamos el melón en la picadora de hielo, añadiendo dos o tres cubitos de hielo bien hermosos (grandes) y el agua. En este punto, añadiríamos stevia si lo quisiéramos más dulce y opcionalmente un chorrito de zumo de limón, que a mí me gusta mucho cómo queda.

Guardaremos la mezcla en el congelador durante por lo menos 4h. Cada media hora, lo sacamos y removemos con una cucharita, para evitar que cristalice de más.

sorbete de melon sin azucar - preparacion

Antes de servir, lo dejamos atemperar 5 minutitos, ¡y listo!

sorbete de melon sin azucar_opt

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES