Hoy es el Black Friday, y como está todo el mundo con eso, no he querido ser menos: os presento la tarta black velvet sin azúcar. Una tarta negra ideal para hoy, ¿verdad? 😛

Cada año cuando llega el Black Friday pienso lo mismo. Tanto black tanto black… podría hacer yo algo black. Así que este año he pensado en hacer una tarta. Me he inspirado en la tarta red velvet de toda la vida, pero con un factor determinante: el chocolate. Digo, el color negro. No, el chocolate.

Por eso, he decidido llamarle black velvet, porque es negra y me he basado un poco en la idea del red velvet cake. Soy súper original poniendo nombres, lo sé. La idea es la misma que en la otra tarta, hacer una tarta a capas, con colorante, y cubierta de algo finito que le dé esa apariencia aterciopelada. La otra la suelo hacer con bizcocho desmenuzado, pero esta vez he usado galletas para conseguir un polvo más finito y usar menos cantidad (= menos hidratos).

Textura aterciopelada de la superficie de la tarta

Ah, y tiene una sorpresa… ¿de qué diríais que es el relleno? Así como un frosting de toda la vida, cremoso, con chocolate… ¡pues es de calabaza! Sí señores, el 75% del relleno es calabaza. Teniendo en cuenta que la calabaza tiene solo 18kcal y 3,5gr de HC cada 100gr… ¡es un chollazo de relleno! Me ha dado por experimentar (que ya sabéis que lo hago de vez en cuando), y ha salido genial – cosa que no pasa siempre cuando experimento, las cosas como son.

Por supuesto, el relleno también lleva colorante negro para que la tarta fuera más negra aún. En total (bizcocho + relleno + galletas), creo que he usado medio bote de colorante en gel Wilton. No soy muy fan de usar colorantes, pero la ocasión lo pedía, y un día es un día. Se puede hacer perfectamente sin colorantes, será más un brown velvet que un black velvet, pero quedará igual de rica 😛

Porcion de tarta black velvet con relleno de calabaza

Cuanto más lo digo, más me parece como si fuera algo de lo más común. Tarta black velvet. Black velvet cake. ¿A que queda guay?

Estoy súper contenta con el resultado, la he aligerado todo lo posible y aun así tenía un sabor espectacular. Me da que la voy a repetir más veces que solo para el black friday 😛

El molde que he usado para esta tarta es de 18cm de diámetro

Para ir más rápido explicándoos la receta, parto de la base de que habéis hecho el bizcocho de chocolate sin azúcar. La única diferencia es que le vamos a poner colorante negro para conseguir una tarta más black.

La he llevado a mi trabajo, ya que el black friday es muy importante a nivel de ventas y vamos a tope, para alegrar la mañana y coger el día con energía. Les ha encantado a todos, ¡nadie hubiera dicho que el relleno era de calabaza!

Os dejo con la receta de esta tarta black velvet sin azúcar, ¡espero que os guste! 🙂

Información Nutricional

Cada ración de 60gr de esta tarta black velvet sin azúcar contiene:

  • 163,92 kcal
  • 8,6gr HC

Por tanto, cada porción nos aporta casi 1 ración de HC. Yo las raciones las he cortado de 2 dedos de ancho, y nos ha dado para 24 personas. Es importante controlar las raciones ya que el chocolate tiene muchos hidratos de carbono. Intentad usar siempre chocolate light y endulzado con stevia, siempre sin azúcares añadidos. Cuanto más negro, mejor, menos grasas tendrá.

La reducción de harina y la elección de harina integral nos ayuda a evitar picos de glucosa y a conseguir una absorción más sostenida, gracias a la fibra. Además, contaremos con todos los beneficios de las almendras, como la energía, la vitamina E o las grasas saludables.

Lo mejor de la tarta es el relleno, donde reducimos muchas grasas, calorías e hidratos de carbono respecto a los frostings tradicionales a base de azúcar y mantequilla.

INSTRUCCIONES

Preparamos el bizcocho siguiendo las instrucciones de la receta de bizcocho sin azúcar. Antes de añadir las claras montadas (después del paso 3 en esa receta), añadimos el colorante negro, al gusto.

Cuando ya tengamos el bizcocho, lo dejamos reposar sobre una rejilla. Si queréis que la parte superior quede plana, dadle la vuelta sobre el mármol unos minutos, y luego lo ponéis en la rejilla. A mí me gusta esa ligera curvatura, así que no lo he hecho.

Tarta black velvet sin azucar - 3

Preparamos el relleno con nuestro ingrediente mágico (la calabaza!). Para ello, la cortamos en dados y la hervimos hasta que esté blandita.

La trituramos hasta conseguir un puré fino.

Mientras aún está caliente, añadimos el chocolate troceado y removemos hasta que se funda e integre por completo. Dejamos reposar en la nevera unos 15-20min.

Pasado este tiempo, añadimos el queso bien frío y batimos con las varillas a velocidad alta, hasta que gane consistencia y cremosidad. Ponemos este frosting en una manga pastelera y dejamos reposar 2h en la nevera.

Tarta black velvet sin azucar - 1

Cortamos el bizcocho en 3, a lo horizontal, para sacar 3 planchas. Ponemos la base sobre un plato, cubrimos con el relleno frío, ponemos otra plancha, relleno, y por último la "tapa" de bizcocho, la parte superior.

Cubrimos toda la tarta con más frosting, tanto por arriba como por los laterales.

Trituramos las galletas junto con un poco de colorante hasta que quede un polvito fino. Si se apelmaza un poco porque el colorante es en gel, puedes extenderlas en una bandeja y dejar secar, u hornearlas unos 3 minutillos para que se sequen. Cubrimos la tarta con este polvillo, por arriba y por los laterales (yo me lo pongo en la mano y hago un poco de presión por los lados).

Tarta black velvet sin azucar - 3

Dejamos enfriar en la nevera, servimos, ¡y lista!

Tarta black velvet con chocolate sin azucar

Valoración de la receta

Aún sin Valorar

INGREDIENTES