Hoy es un día especial, ¡y los días especiales se celebran con tarta! En concreto, con una tarta de coco sin horno y sin azúcar. Ligera, bonita y muy fácil de preparar.

Resulta que hoy es el cumpleaños de cierta personita importante para mí, y que hace unos meses se enamoró de las trufas de coco y chocolate blanco que preparé. Me ha hecho hacerlas como 3 veces ya. Y para celebrar su cumple, pensé en hacer una tarta similar, con coco, y que recordara a esas trufitas 🙂

Así que, como veréis, esta tarta lleva integradas las trufas en una capita intermedia, que combina genial con el resto de la tarta, y que le da un toque muy rico. Las tres texturas quedan muy bien juntas: la base de galleta y coco, la parte principal de la tarta, suave y delicada, y el contraste más espeso de la trufa de chocolate blanco.

Porcion tarta de coco sin azucar

Yo no soy muy de coco, pero las trufitas me gustaron, y es la parte que más me gusta de esta tarta (por eso he añadido unas cuantas como decoración). Al cumpleañero creo que también le ha gustado la tarta 😛

La parte de la trufa en realidad es opcional. Si queréis ir más rápido (mucho más rápido), podéis hacer la tarta sólo con la base y la parte de coco, quedará también bien rica.

Para hacer esta tarta he usado 2 moldes, uno de 15cm de diámetro y otro de 18cm

La verdad es que las fotos no le hacen justicia a la pobre tarta, las tuve que hacer corriendo porque el susodicho venía a casa y no podía verme con la tarta ahí en medio de la cocina, así que bueno, imagináosla más bonita, o hacedla vosotros y me compartís qué tal, que seguro que os sale genial 🙂

Tarta de coco y chocolate blanco sin azucar

¡Espero que os guste!

Información Nutricional

Cada porción de 65gr de esta tarta de coco sin azúcar contiene:

  • 151,9 kcal
  • 10,1gr HC

Si decidís hacerla sin la capa de trufa, entonces serían 16 raciones de 65gr, con:

  • 118,8 kcal
  • 6,46gr HC

INSTRUCCIONES

Empezamos preparando la trufa, ya que necesitamos que esté solida para montar la tarta. En un cazo, calentamos la leche evaporada con el aceite de coco, integramos bien y fundimos el chocolate blanco troceado. Añadimos el coco rallado y lo mezclamos.

Ponemos la mezcla en un molde de 15cm (o más pequeño que el que vayáis a usar), desmontable, con la base forrada con papel de horno, y lo llevamos al congelador. Si queréis decorar con alguna trufita, apartad un poco de esta masa en otro recipiente, para hacerlas después (haremos bolitas y las cubriremos con coco rallado).

Ahora prepararemos la base de nuestra tarta de coco. Picamos las galletas en la trituradora, añadimos el coco y el cacao y trituramos de nuevo. Fundimos el aceite de coco al microondas y lo añadimos a la mezcla, en un bol, junto con 2 cucharadas de agua. Mezclamos con una espátula hasta conseguir una arena más compacta.

Forramos un molde de 18cm de diámetro con papel sulfurizado en la base y acetato en las paredes, vertemos la mezcla de galleta y presionamos para compactarla, repartiéndola bien. Reservamos.

Para hacer el resto de la tarta, empezamos hidratando la gelatina en agua fría. Mientras, calentamos la leche en un cazo. Cuando la leche rompa a hervir, escurrimos la gelatina y la disolvemos en ella hasta que no quede ningún grumito. Apartamos del fuego para que se atempere y reservamos.

Ponemos la leche de coco en un bol y batimos a velocidad alta durante un par de minutos. Agregamos el yogur y seguimos batiendo. Por último, vertemos la leche con gelatina y el edulcorante, y acabamos de batir para que quede todo bien integrado. Aquí ya tendremos el sabor final, así que es importante probar la masa para ajustar el dulzor a nuestro gusto, añadiendo más edulcorante si hiciera falta.

Para montar la tarta, sacamos la mezcla de trufa del congelador, ya sólida, y la colocamos centrada sobre la base de galletas. Vertemos encima la mezcla de coco y llevamos a la nevera durante 6h, o toda la noche.

Desmoldamos con cuidado, decoramos con unas trufitas, ¡y listo!

Tarta de coco sin horno

Valoración de la receta

Aún sin Valorar

INGREDIENTES