Cuando nombramos una delicia hacemos referencia a un alimento o una mezcla que en su conjunto tiene un sabor buenísimo, es algo muy exclusivo y que puede escasear y por ésto su nombre. Sin ir más lejos, de las descripciones anteriores sólo nos vale la primera  para referirnos a nuestra receta de hoy. Está buenísima. Y en cuanto a la exclusividad y escasez, es una receta fácil de hacer que cumple su función principal que es la de endulzar nuestros paladares sin una pizca de azúcar.

Un componente realmente delicioso de nuestra receta es la galleta. Esa galleta que incluyen las tartas que a todos nos gustan tanto y que podemos tener al alcance de nuestras manos con la receta de hoy. Nuestra receta será presentada en un vaso, por lo que haremos unidades individuales de consumo, con esto queremos decir que hay que repetir el procedimiento por unidades de consumo queramos conseguir.

¡Imaginación al poder!

Aquí tenéis también la receta en vídeo paso a paso, para que lo veáis mejor 🙂

INSTRUCCIONES

En un mortero trituramos las galletas hasta hacerlas cachos muy pequeños casi polvo. A continuación mezclamos las galletas con la leche.

Seleccionamos el recipiente donde lo serviremos que puede ser un vaso, una copa o una taza. La podemos introducir en la nevera o en el congelador para que esté fría a la hora de servirla.

Podemos aprovechar este tiempo para preparar el yogur. El tema yogur es sencillísimo, consiste en volcar los yogures en un recipiente, añadirle la Stevia y batirlos bien. A continuación podemos añadir cachos muy diminutos de fresa para conseguir que tenga tropezones o lo que recomendamos que es añadirlos después.

Ahora recuperamos nuestra copa que estará fría y le ponemos en el fondo la galleta. Añadimos la mitad del yogur. A continuación añadimos tres cuartas partes de la fresa troceada para volcar continuadamente el resto del yogur. Finalmente colocamos las fresas restantes en lo alto del vaso. Este gesto anterior lo podemos hacer con nuestro propio estilo por lo que nos puede quedar con muchas franjas que puede crear un atractivo diferente. Son muy interesante este tipo de recetas por que son muy personalizables y la podemos diseñar a nuestro gusto, y siempre sera única. Por ejemplo, las fresas son sustituibles por cualquier otra fruta. Y como siempre, no sólo está riquísimo, sino que encima es sin azúcar ;)

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES