¡Hola a todos!

La receta de hoy va dedicada a todos nuestros lectores argentinos: torta de ricota sin azúcar. Este postre típico de Argentina tiene como base la ricota, o lo que es lo mismo, el requesón (así le llamamos en España). Queda riquísimo, y además la ricota me gusta porque es baja en grasas y eso hace que podamos adaptar muy bien el postre para diabéticos.

Me encanta probar recetas nuevas, y esta ha quedado deliciosa! Como tenía ya varios postres por casa, he hecho esta torta de ricota sin azúcar relativamente pequeña (he utilizado un molde de unos 24cm de diámetro), pero da perfectamente para 14 raciones (ya sabéis que tampoco es bueno abusar, ya que si no respetamos las raciones dejará de ser apto para diabéticos).

La verdad es que no había probado nunca una torta de ricota ¡y esta torta de ricota sin azúcar apta para diabéticos me ha encantado! Espero que a vosotros también, y que compartáis la receta con vuestros amigos 🙂

El azúcar glass sin azúcar para decorar os lo enseñé a hacer en esta receta.

Información Nutricional

Por cada ración de 50gr tenemos:

  • 150,32 kcal
  • 11,75 gr HC

INSTRUCCIONES

En un bol, batimos la mantequilla fundida junto con el huevo, el azúcar glass, la sal, y la ralladura de limón. El azúcar glass (o azúcar impalpable) lo haremos también sin azúcar, es muy fácil y os lo enseñé en la receta de azúcar glass sin azúcar. La ralladura de limón es sólo para darle un toque más rico, no hace falta usar mucha. Para que os hagáis una idea, yo no he gastado ni 1/4 de limón entre la que se pone aquí y la que va en el relleno. Va al gusto, probad y así rectificáis si hiciera falta.

Añadimos la harina y la levadura tamizadas, mezclamos bien (con las manos o una lengua de gato), y formamos una bola.

Cubrimos la bola con papel film, y la guardamos en la nevera mientras preparamos el relleno.

torta de ricota sin azúcar- 1

Para el relleno, batimos las yemas con la stevia, la vainilla y la ralladura de limón, agregamos la ricota, batimos bien, y añadimos la maicena tamizada. Reservamos, y vamos precalentando el horno a 170º.

Ahora toca montar la base de la torta. Apartamos un trozo de la masa de bola, amasamos sobre papel de cocina con un rodillo, y recortamos un círculo usando de guía el molde o tartera que vayamos a usar. Como el mío se desmolda, he puesto sólo la base del molde sobre la masa aplanada, y he recortado con un cuchillo. Apartamos este círculo, será la tapa de la tarta.

torta de ricota sin azúcar- 3

Como será difícil colocar la masa lisa sobre el molde, lo mejor es ponerla directamente en el molde (engrasado con un poco de mantequilla), y la vamos repartiendo por la base y las paredes del molde con los dedos, intentando que el grosor de la base y el alto de las paredes sea el mismo por todo el molde, con paciencia. Acabamos de dar forma a la parte de arriba de las paredes con los dedos (con una mano vas aplanando y con la otra giras el molde).

Vertemos el relleno de ricota dentro del molde, y lo repartimos bien con una espátula o lengua de gato.

Colocamos la tapa con cuidado (yo he seguido el consejo de Alex y le he dado la vuelta al papel donde estaba directamente encima del molde y ha caído en su sitio). Acabamos de pegar los bordes de la tapa junto con las paredes presionando un poco con los dedos.

Horneamos a 170º durante 40 minutos.

torta de ricota sin azúcar- 4

Dejamos enfriar durante por lo menos 2 horas en la nevera. Es importante este tiempo de enfriado porque es el que sirve para que el relleno se asiente y quede una torta perfecta. Desmoldamos con cuidado, servimos ¡y listo!

Valoración de la receta

( Aún sin Valorar )

INGREDIENTES